Jesús Calleja y su abandono en el Dakar 2022: "Tuve que dar el paso atrás porque el coche era ya peligroso e incontrolable"

Hace algunos días, se conocía una mala noticia para los intereses españoles como era el abandono de Jesús Calleja tras sufrir múltiples problemas en el coche con el que competía en la edición 2022 del Dakar. Pues bien, el “piloto” nacido en León acudía al programa de “El Larguero” en la cadena Ser donde ha hablado de cómo le sentó este hecho y tener que abandonar una carrera que le encanta. "Estoy como en shock porque tenía que estar en Arabia Saudí y no aquí. El mundo de aventuras y de los retos no siempre salen, no todas las aventuras tienen éxito".

Jesús Calleja

"El primer día se quedó en blanco nuestro GPS para empezar y al final quedamos 33. La cascada de problemas fue interminables hasta que en el kilómetro 11.4 se nos rompió la caja de cambios. Una avería muy grande. Es duro empezar la carrera más dura del mundo y después de una hora y media estar fuera”. Pese a esto, Calleja ha querido dedicar unas buenas palabras a su equipo y Oscar Fuertes (compañero de equipo), ya que su buen rendimiento provoca que le haya dado más rabia su abandono. "Ha sido una especie de cara y cruz. Mi compañero que es Óscar Fuertes lo está haciendo fenomenal, situado como el segundo mejor español y yo soy la cruz".

"El coche, porque hay que separar las personas de las máquinas, en este caso, la máquina no estaba bien y no sabíamos la causa. He corrido cinco etapas y en las cinco he tenido problemas. Es muy doloroso tener que irte. Llevamos un año preparando este reto y tenemos un equipo buenísimo y el coche también. Mira qué bien va Óscar, son resultados extraordinarios. Es un coche que debe pelear entre los mejores. Yo tengo el mismo coche, pero ha decidido aguarnos la fiesta. Es muy frustrante". Para acabar, el presentador de Planeta Calleja en Mediaset reconoce que la seguridad de él fue un factor importante para tener que abandonar, junto con el hecho del proyecto que llevo a este Dakar con un coche sostenible.

"Tuve que dar el paso atrás porque el coche era ya peligroso, el coche nos podía haber hecho mucho daño, era incontrolable. Cuando no te tiraba el agua hirviendo a la cara, se te cruzaba y no podías controlarlo. Después de pensarlo vimos mi compañero y yo que teníamos una herramienta fallida y peligrosa. No hay más. Mi coche es un BMW i5 eléctrico con el que me muevo y tengo una furgoneta para llevar la bicicleta. Tenemos que apostar por la vida sostenible".

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.