Nani Roma: "El deporte no son matemáticas, llevo 27 años en el Dakar y me ha pasado de todo"

Día para olvidar para Nani Roma ya que, el piloto catalán sufría un accidente bastante fuerte llegando a tener dos de campana diciendo adiós a la posibilidad de hacer un buen resultado en este Dakar pese a que todavía queda mucho, pero ha perdido mucho tiempo imposible de recuperar en las etapas que quedan de la carrera más dura del motorsport. Tras acabar la jornada de hoy, Nani daba sus sensaciones en un día en el que se ha despedido de ganar la edición 2022 del Dakar. “Era una etapa muy rápida con muchos rasantes, era muy difícil marcar todos los peligros, y en uno de ellos pasé dos metros a la derecha y salté".

Nani Roma

"Había una compresión y justo delante un bache que nos catapultó, pensaba que lo salvaba, pero caímos de lado, dimos dos vueltas laterales y nos quedamos con las ruedas en el suelo. Cuando despegamos iba en sexta a 145 por hora. Pasa todo tan rápido… Lo primero que quieres es salir de allí, por si llega otro coche. Intenté arrancar, pero habíamos desllantado dos ruedas. Aunque eso no fue lo peor del día… Después de una hora y pico reparando, arrancamos y a los trece kilómetros me adelanta la rueda trasera izquierda, y ¡se paró a un kilómetro! Se le rompieron todas las tuercas y cogimos una de cada rueda".

"Si hubiéramos tenido que esperar al camión de asistencia, habríamos perdido muchísimas horas y llegado al vivac a la 1 de la mañana, los mecánicos no habrían tenido tiempo de reparar. Por eso, nos salimos al enlace aunque nos metieran 30 horas. Aunque perdimos una hora el primer día, al siguiente salí a tope lleno de rabia. Estábamos en el ritmo Dakar. Para ganar, hay que estar siempre entre el primero y el cuarto, en ese margen, y estábamos haciéndolo bien y aún podíamos intentar pelear por el podio. No los teníamos tan lejos y podían pasar cosas como lo de Loeb, que perdió media hora. A algunos los cogía seguro, pero llegó lo de ayer y hay que aceptarlo. El deporte no son matemáticas, llevo 27 años en esta carrera y me ha pasado de todo".

"Perdí el Dakar del 2000 a dos días del final cuando era líder con 20 minutos y me explotó el motor. Yo venía para luchar por ganar el Dakar, me da igual que me pongan 30 horas que cien. Ahora todo ha cambiado y toca empujar para que Loeb intente luchar por ganar, aunque Al Attiyah tiene una carrera cómoda porque no tiene que atacar. Pero también puede pasarle algo algún día y tenemos que estar ahí para apoyarle, porque necesita atacar a fondo sabe que tiene un coche cerca que le puede ayudar dejarle ruedas por ejemplo y no esperar al camión de asistencia cinco horas”.

“Este coche es muy nuevo. Hemos hecho muchos test para ganar fiabilidad, y aguanta muy bien, pero casi no hemos trabajado mucho en suspensiones o el diferencial. Tiene muy buen futuro, estamos delante con él y se conduce muy bien, es muy divertido. Cada día aprendemos cosas y es muy importante para el próximo Dakar”.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.