La cuenta atrás del Dakar, una contrarreloj para Audi

Presente en casi todas las disciplinas del automovilismo, Audi mira con deseo la próxima edición del Dakar. Tanto es así que ha centrado la mayoría de sus esfuerzos en desarrollar el vehículo para esta prueba, tal como han sido las palabras del director general de Audi: "El prototipo del Audi RS Q e-tron se creó en unos doce meses. Es muy poco tiempo para preparar un proyecto tan complejo. No puedo enfatizar esto lo suficiente: El Audi RS Q-e-tron es el vehículo más sofisticado en términos de tecnología que Audi Sport ha desplegado en las carreras". Y es que desde la presentación del proyecto el 30 de junio en Alemania hasta el 1 de enero, día de salida del Dakar hay apenas seis meses.

Audi

Conscientes del reto que supone preparar una competición como el Dakar, están mentalizados del sacrificio necesario para sacar un notable rendimiento: "El Dakar es un gran desafío, incluso para un vehículo con motor convencional. Con nuestro concepto de tren motriz, el reto es claramente mayor. El chasis y la suspensión no suponen grandes diferencias, pero tenemos muchos más componentes en el coche que no sólo tienen que ser de alto rendimiento, ligeros y funcionar de forma fiable en las condiciones extremas del Dakar. También tienen que estar en perfecta sintonía y funcionar juntos sin problemas", fueron las palabras de Andreas Roos, jefe de proyecto.

Profundizando mas en las especificaciones del vehículo, Andreas Roos se centró de sobremanera en el motor: "En nuestro Audi RS Q e-tron, tenemos un motor eléctrico en el eje delantero, un motor eléctrico en el eje trasero, la batería de alto voltaje y el convertidor de energía, compuesto por otra MGU y el motor TFSI del DTM". El cambio de piezas durante las etapas también es un reto. El cambio de mentalidad en la escuadra alemana ha sido necesario para poder afrontar el Dakar con garantías: "Tuvimos que aprovechar cada centímetro para acomodar todos los componentes del coche. Por ejemplo, cambiar el diferencial del eje delantero sigue llevando mucho tiempo por el momento".

"Eso debe poder hacerse más rápido en el Dakar y es una de las cuestiones en las que estamos trabajando actualmente bajo una enorme presión de tiempo". Pero muchas veces no son solo las piezas los principales inconvenientes durante una etapa del Dakar. A veces el viento, el agua, la arena y el frio perjudican de sobremanera a unos vehículos que año tras año son más sofisticados. Así lo dijo Andreas Roos: "Tenemos una gran cantidad de electrónica sensible y muchos componentes eléctricos en el coche que tenemos que proteger contra la arena y el agua de la forma más eficaz posible. Hemos aprendido mucho en las pruebas que hemos realizado hasta ahora y ahora estamos intentando introducir todos nuestros hallazgos en los coches de rally a tiempo para el Rally Dakar"."

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.