¡Qué locura! Hamilton gana, Verstappen minimiza daños, Sainz sube al podio... ¡y Alonso casi termina 3º!

Este 2021 no nos dejará descansar en ninguna carrera. El Gran Premio de Rusia suele ser el fin de semana señalado por los aficionados como la carrera más aburrida del año, una carrera que normalmente no pasa nada si te la pierdes. En cambio, en este 2021 loco, los que hemos visto la carrera seguramente acabemos con unos cuantos años menos seguro, después de unas vueltas finales locas en las que la lluvia le ha quitado la victoria a Lando Norris para darle a Lewis Hamilton su victoria número 100 y en la que hemos visto a Fernando Alonso subirse al podio de forma temporal, para finalmente llevarse Carlos Sainz otro podio más para su carrera.

El momento clave de la carrera: la lluvia llega a Sochi

Pintaba mal el inicio de la carrera para Carlos Sainz, que salía segundo pero por el lado sucio en un circuito que quizás sea de los peores para ello. Sin embargo, el madrileño demostró de nuevo su calidad y su garra y consiguió sobreponerse a un mal arranque para terminar primero en la primera curva, adelantando a Lando Norris. Sainz abrió hueco con Norris, mientras que George Russell se las arreglaba para mantenerse tercero.

El que si que empezó mal fue Lewis Hamilton. El inglés pasó de la 4º posición a la 7º, consiguió ponerse 6º rápidamente pero después se quedó atascado dentro de un trenecito formado por George Russell, el que estaban Stroll (que hizo una gran salida para pasar del 7º al 4º), Ricciardo y el propio piloto de Mercedes. Posteriormente se unió también Checo Pérez, que rodaba 7º tras adelantar a Fernando Alonso.

El asturiano se salió en la primera curva pero aún así pudo mantener su posición de salida para empezar desde ahí a construir su carrera. Fernando salió con el neumático duro, al contrario que el resto de la parrilla (salvo los que estaban fuera de posición) y pudo parar la previsible sangría a base de un ritmo de martillo neumático vuelta tras vuelta.

13 vueltas pudo aguantar Carlos Sainz a Lando Norris detrás. El Ferrari del madrileño destrozaba sus neumáticos medios y el inglés, aunque con dificultades, pudo adelantarle para liderar la carrera. Tras pasarle, Sainz se descolgó y Russell paró, demostrando que había más degradación de la prevista. En la vuelta 15 paró Carlos Sainz y los mecánicos no acertaron en una parada que metió al español en más problemas de los que tenía ya.

Mientras tanto, Verstappen había logrado escalar posiciones mediante adelantamientos y las posiciones de los demás, hasta colocarse detrás de Fernando Alonso y Checo Pérez. Sin embargo, el holandés se quedó atascado detrás de Fernando Alonso y reportando problemas en la maniobrabilidad del monoplaza. Le costó más de la cuenta adelantar al asturiano, pero lo mismo que a Hamilton le costó adelantar a Daniel Ricciardo, hasta el punto que no lo hizo en pista sino tras su parada en boxes.

Tantos problemas demostró Verstappen, que hasta fue adelantado por Fernando Alonso en condiciones de seco, algo inauditó. La de Sochi ha sido la mejor carrera de Fernando Alonso en lo que va de año y seguramente la carrera donde el Alpine ha estado más sólido en su rendimiento. Sigan trabajando, señores franceses.

Tras poner el duro, Lewis Hamilton voló en pista para acercarse poco a poco a un Lando Norris que parecía tener menos ritmo del que demostró cuando se acercó. El inglés llegó a estar en zona de DRS pero no hubo intentos reales de adelantamiento. Mientras tanto, una mala parada de Checo Pérez situaba a Carlos Sainz 3º. El español había estado toda la carrera luchando con la demora de los medios y consiguió adelantar en pista a varios, entre ellos Bottas, para optar al podio a diez vueltas del final.

Y entonces, en la vuelta 46, vimos a los espectadores ponerse los chubasqueros y abrir los paraguas. Y se desató la locura. Los más habilidosos aprovecharon estos primeros momentos de nerviosismo. Alonso pasó de estar a cinco segundos de Ricciardo a pegarse a su alerón trasero en zona de DRS, Hamilton se echaba encima de Norris y Pérez adelantaba a Ricciardo.

Mientras todos alucinábamos con la lucha de Hamilton y Norris en una pista cada vez más mojada, Stroll gritaba por radio que le pusieran neumáticos de lluvia intermedia y con él entraron el resto. Solo quedaron fuera unos pocos, que luego fueron entrando. Fernando Alonso adelantó a Ricciardo, a Pérez y a Sainz para subirse al podio.

Si no hubiese llovido más estaríamos contando un podio de Fernando Alonso, pero la lluvia se recrudeció y obligó a entrar a todos, penalizando a los que tardaron más en entrar. Lando Norris se la jugó y tardó una vuelta más que Hamilton en parar, lo que le hizo pasar de la primera posición a la 7º posición. Lewis Hamilton, ya con intermedios, volaba hacia su victoria número 100 en la Fórmula 1.

El único pero para Hamilton hoy fue su compañero de podio. Max Verstappen partió 20º y aprovechó la carrera para terminar 2º, minimizando al máximo los daños en un día que parecía negro para él. Junto a ellos, un Carlos Sainz que suma su quinto podio en la Fórmula 1 y su tercer podio del año. Ya lleva más podios "instantáneos" que podios "en diferido", pero el madrileño quiere victorias y hoy ha estado más cerca que nunca.

Fernando Alonso terminó 6º en un gran resultado para él, perseguido por un Lando Norris que se tiraba de los pelos. Por su cabezonería en no parar, pasó de una victoria a un 7º puesto. Golpe duro para el inglés que no debe preocuparse: su primera victoria llegará más temprano que pronto.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.