Ricciardo habla sobre su victoria en Monza: "Es el producto de trabajo duro realizado en la primera mitad de la temporada"

La noticia del pasado Gran Premio de Italia fue la vuelta al triunfo del equipo McLaren y Daniel Ricciardo, demostrando que los de Woking han vuelto tras años complicados empezando por la época con el motor Honda. Pues bien y para celebrarlo, tanto Lando Norris como Daniel Ricciardo han estado presente en el MTC (McLaren Technology Centre) y celebrar con todos los miembros del equipo McLaren un nuevo doblete algo que hacia tiempo, que no veíamos del equipo británico. Pues bien y antes empezar con la celebración de su triunfo en Italia, Daniel Ricciardo hablaría de varios temas empezando por la celebración tras su primer triunfo con McLaren.

“Quiero mentir como en Mónaco, me encantaría contar alguna buena historia pero estaba cansado. Dejé el circuito a las 9:30 de la noche y volví a la habitación y fue como el primer momento en el que me di cuenta lo que había sucedido. Estaba cansado, y más aún después del triplete. Si no hubiera ganado tampoco me hubiera ido de fiesta. Mi padre estaba muy contento, y digamos que lo celebró de la manera que yo no pude.  Entonces más o menos sobre las dos de la mañana el teléfono sonó, y allí estaban mis padres y mejores amigos diciéndome: Queremos celebrarlo contigo”.

Por otro lado, Daniel ha querido dar su punto de vista sobre sus primeros momentos tras ganar en Monza y poder ser un gran fin de semana para McLaren. "Cuando me bajé del coche y abracé a todos los mecánicos, ahí estaba Zak (Brown) con una video llamada en la que estaban mis padres y rápidamente los pude saludar y estuvo genial tener ese momento. Es el producto de trabajo duro realizado en la primera mitad de la temporada, que hemos ido a remolque porque me ha llevado mi tiempo tratando de adaptarme al coche y al equipo, quien me ha apoyado en un momento de frustración interna, pero el ambiente a mi alrededor era muy bueno”.

“En el parón veraniego tuve la oportunidad de parar, de resetearme y cuando fui a Bélgica me sentía con más confianza. Luego cuando llegué a Monza, tras la clasificación al sprint tarde pensé: No quiero estar más en esta posición. Quiero ganar, quiero ser el hombre a batir. No sé, es el competidor que hay en mí, ni siquiera sé explicarlo pero es algo que arde en mi interior. Había algo en mi interior que sentía que era diferente. Hay fines de semana en los que sientes que tienes esa fuerza interior. Normalmente eso no pasa siempre, pero siempre trabajo para estar lo más cerca posible de ese nivel”. Para acabar con el piloto australiano, ha querido dar su opinión sobre lo que ha mejorado para lograr ganar en tierras italianas.

“Cuando tienes esa fuerza es algo que te hace sentir increíble. Tienes fuerza, rabia, y sacas esa energía que te retroalimenta. Pero no necesito estar así siempre, si consigo rendir bien y trabajar con el equipo podemos ofrecer resultados muy competitivos. Por supuesto, ha sido una década sin ganar. Aunque lleve aquí seis meses eso se nota. La gente está muy contenta y se nota la emoción por la fábrica. Antes no tenía mucha cercanía con lo que pasaba en McLaren pero te puedes hacer una idea, y mucho más cuando entras por primera vez en la fábrica”.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.