McLaren vuelve a lo más alto después de años de sufrimiento

Jenson Button y el Gran Premio de Brasil del año 2012. Esos eran los nombres que durante estos últimos nueve años han ido acumulando polvo en salón de trofeos de McLaren. Nueve años después, Daniel Ricciardo y el Gran Premio de Italia de 2021 son los nuevos nombres que hoy se escriben en la larga leyenda de McLaren en la Fórmula 1. No ha sido una época fácil la vivida en Woking esta última década. Tras el desplome de resultados en 2013 y 2014 pasando a ser equipo de segunda fila, Ron Dennis se la jugó todo a una carta con el motor Honda y la vuelta de Alonso.

McLaren

El resultado no pudo ser peor: tres años en la oscuridad, de absoluta pesadilla que pueden resumirse en una breve frase: “GP2 engine”. El divorcio entre Honda y McLaren fue inminente a finales de 2017 y la temporada siguiente, con motor Renault, sirvió para mirarse al ombligo y empezar a forjar unos cimientos sobre los que construir. La llegada de Andreas Seidl y la pareja Sainz-Norris trajo el primer podio tras 2014 y Sainz consiguió acabar 6º en el mundial de pilotos. La temporada siguiente McLaren volvió a dar un paso adelante y consiguió acabar 3º en el mundial de constructores, sumando nuevos podios con Norris en Austria y Sainz en Monza. Casualidades del destino, un año después en el mismo circuito donde consiguieron su último podio, Daniel Ricciardo volvió a devolver a McLaren donde merece estar.

El trabajo aún es largo para luchar de manera constante por victorias y tratar de disputar mundiales, pero este año con el motor Mercedes las cosas parecen ir en la dirección correcta. Esta resurrección de McLaren llega también al mismo tiempo para el autor del triunfo. Daniel Ricciardo no atravesaba por su mejor momento en su primer año vestido de naranja papaya. El cambio de Renault a los bólidos naranjas ha sido lento y difícil, y aún más con la gran temporada que está gestando Norris, quien sigue en la pelea por ser el tercero del mundial. 

Con este doblete (el primero que consiguen desde el año 2010 en Canadá), McLaren da un paso importante en la lucha con Ferrari para volver a ser los terceros en el mundial de constructores. Seidl transmite calma y paciencia para volver a luchar por cosas importantes, pero este fin de semana han demostrado que ya empiezan a recoger los frutos después de años duros de trabajo y restructuración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.