Así ha sido el camino de George Russell hasta fichar por Mercedes

George Russell será a partir del año que viene piloto del equipo Mercedes. Desde su debut con el equipo Williams, su duro trabajo y grandes resultados (sobre todo en clasificación) hizo atraer las miradas del paddock hacia el joven británico. El Gran Premio de Shakir la pasada temporada con el equipo Mercedes sustituyendo a Hamilton despejaba las dudas: George Russell era de esos pilotos especiales y merecía un asiento acorde con su rendimiento. Tras un meteórico paso por el karting y fórmulas regionales, Mercedes puso el ojo en el entonces joven Russell.

George Russell

En 2017, el británico es reclutado para el programa de jóvenes pilotos de la firma alemana y ese mismo año, se hace con el campeonato de la GP3 a los mandos de un ART conquistando cuatro victorias. El siguiente desafío era la primera temporada de la renombrada de la Fórmula 2. Russell volvió una vez más a demostrar de qué material estaba hecho y en su año de debut en la categoría, se llevó el campeonato ganando 7 carreras y conquistando el título en Sochi. Mercedes jugó sus cartas y consiguieron un asiento en Williams para el británico la temporada de 2019.

Su año de debut no lo iba a tener fácil, ya que contaba con un piloto de gran talante y experiencia como Robert Kubica en el otro lado del box. Aún así, a Russell no le tembló el pulso y le ganó en clasificación al polaco en todas y cada una de las clasificaciones de la temporada. El pobre rendimiento de Williams no dejaba mucho margen para poder pelear los domingos, tan solo con su compañero de equipo, algo que Russell aprovechó para acumular experiencia y kilometraje. La siguiente temporada, Russell pasaría a ser el primer espada de Grove y tendría en el otro lado del box a Nicholas Latifi.

El británico siguió triturando a su compañero de equipo y volvió a superar al canadiense en todas las clasificaciones del año y realizando actuaciones estelares llegando incluso a Q2 los sábados. Tuvo incluso la oportunidad de haber podido cosechar sus primeros puntos en Fórmula 1 en la prueba de Imola, pero un desafortunado accidente en periodo de Safety Car hizo acabar con cualquier esperanza de estrenar su casillero. En el paddock ya se levantaban algunas voces sugiriendo un cambio de ciclo en Mercedes, pidiendo la cabeza de Bottas para dar la oportunidad a la perla de Mercedes. Estas voces se acrecentaron aún más cuando Russell sustituyó a Hamilton en Shakir tras su positivo en coronavirus.

Con un coche que no estaba hecho a su medida y en el que sufría con las manos y con las rodillas, Russell supo aguantarle el pulso a Bottas e incluso le superó en carrera. La mala fortuna se volvió a cruzar con Russell, y en los últimos compases de la prueba un pinchazo lo privó de su primera victoria en Fórmula 1. En 2021, Russell comenzaría su tercer año en Williams repitiendo pareja con Latifi. Nuevamente, Russell siguió ofreciendo un espectacular nivel en clasificación, metiéndose en Q2 e incluso en Q3 los sábados. Los signos de mejora en Williams se transformaron en una mejora de rendimiento que dieron lugar a los primeros puntos de Russell en Hungría, y a una segunda posición en Bélgica tras una estratosférica vuelta en clasificación.

Tras una racha de resultados admirable a los mandos de un Williams, Mercedes finalmente decidió apostar por George Russell fichándolo para la siguiente temporada. No lo tendrá fácil como compañero del todopoderoso Lewis Hamilton, pero si algo ha demostrado Russell hasta ahora es que no se arruga ante nada ni ante nadie. Si 2022 ya prometía ser apasionante con el cambio de reglamentación, la presencia de Russell en Mercedes es un ingrediente más que se añade a una coctelera que solo promete emociones fuertes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.