No hay nada similar a Monza para los pilotos de Ferrari

Claro está para todo el mundo que Monza es la casa de la velocidad y de la Fórmula 1 para mucha gente. Los puros aficionados al motorsport ven en el circuito italiano la pura historia de las competencias sobre cuatro ruedas. Esto pasa en sobremanera si eres piloto de Ferrari. El apoyo de los tiffosi no se compara con nada y por ello vestir los colores rojos en Italia es motivo de orgullo. "Probablemente es una de las mejores experiencias dentro de un coche. Obviamente Ferrari tiene mucho apoyo en todo el globo, pero venir a Italia es muy diferente. Nunca se está tan cerca como este fin de semana", dijo Charles Leclerc sobre correr en casa.

Leclerc

"Desde que abandonas el hotel hasta que llegas al circuito tienes miles de fans esperando y jaleando por tí. Eso es muy especial", continuó el monegasco. Carlos Sainz, quien se quedó a las puertas de la victoria la temporada pasada a los mandos del McLaren, también admitió que se trata de una fecha especial: "Me trae muy buenos recuerdos de la temporada pasada, como es obvio. Al anunciarme como piloto de Ferrari antes de correr en Monza, ya se notaba una relación especial con los aficionados".

"Este año será mucho más diferente, pues visto los colores de Ferrari. Estuvimos en un evento en el centro de Milán y era increíble el apoyo de los aficionados. Es una locura. Miraremos hacia adelante y trataremos de sacar el mejor resultado posible", concluyó Sainz. Para este gran Premio Carlos Sainz portará un casco especial. Estará basado en la época de los años 2000, la gran época dorada de la escudería Ferrari, cuando Schumacher dominaba en Monza. Además también portará la bandera italiana que recorrerá todo el casco. No podía faltar su tradicional chili, lo que caracteriza a Carlos Sainz y que estará junto a la bandera tricolor.