Daniel Ricciardo asegura que el parón le ha permitido resetear de cara a lo que queda de 2022

El piloto australiano ha tenido un mal arranque de temporada pero, sin embargo, en Spa consiguió resarcirse en parte al conseguir clasificar (y por ende finalizar la carrera) en cuarto lugar, muy por delante de su compañero Lando Norris, a quien el accidente del sábado le retrasó en la parrilla de salida. Para ello, Daniel Ricciardo asegura que le vino muy bien el parón de mitad de temporada, ya que le era muy complicado poder desconectar de las carreras desde el inicio de temporada, ya que había demasiadas carreras seguidas y, los fines de semana sin carrera, no podía desconectar de la faena:

Daniel Ricciardo

Creo que tener descanso fue algo bueno, sí, era un momento para dar un paso atrás ya que, durante la temporada, incluso si tienes un fin de semana libre, todavía estás pensando en las carreras. Por tanto, el cierre forzoso te obliga olvidarse del deporte por un momento y simplemente alejarse, y mirar desde un punto de vista diferente. Y fue genial dar un paso atrás y entrar en Spa con, sí, simplemente lo llamaré un enfoque nuevo", ha comentado Ricciardo. Ya una vez en la clasificación, Ricciardo fue de menos a más. En la Q1 tuvo un rendimiento mejorable pero en la Q2 su vuelta fue más competitiva, y ya en la Q3 se sacó una gran vuelta de la manga que le permitió poder llegar a la segunda fila de la parrilla:

"Me estaba preparando para ello. La Q1 estuvo un poco mal, la Q2 fue un poco mejor y la Q3 fue un paso de nuevo, así que ya sabes, todavía no diría que estoy maximizando todo, pero definitivamente fue un paso en la dirección correcta". Por último, para Ricciardo será la primera vez que visite Zandvoort desde 2009, con lo que le ha resultado muy útil el dar una vuelta andando al circuito. Según el australiano, ya no recordaba partes del circuito y le ha resultado un buen recordatorio: "Corrí aquí en 2009, hace mucho tiempo, y no recuerdo demasiado el circuito".

"Obviamente, hicimos algunos preparativos y reconocimientos con el equipo, pero pilotar con un Fórmula 1 es como si lo hicieras en un circuito diferente. He hecho la vuelta de inspección de la pista y me ha parecido una pista muy peculiar, con diferentes cambios de dirección que se hacen a alta velocidad y que no tenemos en otros circuitos", ha concluido el australiano.