¿Se debería modificar la curva de Eau Rouge?

Los múltiples accidentes vividos este fin de semana en diversas categorías en Eau Rouge, hacen que salgan a la luz de nuevo los debates sobre la peligrosidad de esta curva. El accidente de Lando Norris el sábado fue el detonante que hizo que todo el paddock volviera a debatir las posibles soluciones que hay para esta curva, de las más peligrosas de todo el calendario de la F1, que aún lo fue más en las condiciones en las que estaba la pista, prácticamente encharcada. Ya el viernes muchos pilotos avisaban de la existencia de un bache muy molesto en mitad de esta curva, aunque el problema no radica ahí.

Eau Rouge

De hecho, existe muy poca escapatoria, muy poco espacio del muro a la pista, lo que provoca que al sufrir un accidente el coche vuelve por efecto rebote al medio de la trazada. La FIA ya trabaja en ampliar estas escapatorias pese a que Fernando Alonso opina que esto no hará que se produzcan menos accidentes. "Con una barrera diferente, probablemente salves algunos de los accidentes, pero sigue siendo una curva de alta velocidad. Es la naturaleza del circuito y por eso es especial. Es muy difícil mantenerse al día con las condiciones de la pista porque es una vuelta larga con 20 coches en marcha, por lo que cada vuelta tienes una sensación diferente y una condición de pista diferente", acabó señalando el piloto español.

El otro español, Carlos Sainz, sí piensa que ampliar las escapatorias ayudará a minimizar el número de accidentes en esta curva. "Es muy obvio que esta curva tiene un problema fundamental que significa que, cuando chocas, en primer lugar, chocas muy fuerte y segundo, eres rebotado de nuevo al circuito. En este tipo de condiciones, en el spray, es una situación extremadamente peligrosa. Nosotros, como pilotos, hemos pedido cambios. Hemos pedido que se revise y nos han dicho que la FIA ya está en ello. Así que estamos más tranquilos al respecto, pero este año va a ser complicado de nuevo", señalaba el piloto de Ferrari.

Charles Leclerc opina lo mismo que su compañero de equipo, además esa curva tiene un efecto muy personal en él y es que su buen amigo Anthoine Hubert falleció ahí mismo en 2019 cuando competía en F2. En general la mayoría de pilotos apoya esta decisión y señalan que se sentirán mucho más seguros si se amplia la escapatoria. Por otro lado, Lewis Hamilton es la excepción en este caso y es que el piloto siete veces campeón del mundo no ve necesidad de modificar esta curva, tan solo eliminar el bache que existe en medio de ésta.

"Amo a Eau Rouge tal como es, el hecho de que la pista contenga la esencia de ese peligro es bueno. Sólo espero que los cambios no quiten ese sentimiento. Porque Eau Rouge ya es a fondo en seco, fácil. Es agradable y complicada bajo la lluvia y es por eso que Eau Rouge es Eau Rouge", señala el británico.