Mario Isola: "Los desafíos de Spa, especialmente cuando se trata del clima, son bien conocidos"

Tras algunas semanas de parón, la F1 vuelve a la acción con la disputa del Gran Premio de Bélgica, que tendrá lugar en el circuito de Spa-Franchorchamps y tendremos un recuerdo a Anthoine Hubert tristemente fallecido en este mismo circuito durante el sábado del GP en la Formula 2. De cara a este fin de semana y pensando en los neumáticos, Pirelli llega a tierras belgas con el que esperan ser importante en el GP con los compuestos duros (C2), medios (C3) y blandos (C4). Por otro lado, es curioso que son los mismos compuestos que pudimos ver la temporada pasada aunque son un paso más blando en 2019.

Bélgica

Para acabar y de cara a la vuelta de la F1, Mario Isola máximo responsable de Pirelli en la máxima categoría del automovilismo ha comentado lo siguiente: “El Gran Premio de Bélgica marca nuestra tercera visita a Spa dentro de un mes en contextos muy diferentes, después de las 24 Horas de Spa, el Rally de Bélgica, que tuvo su último día en Spa, y ahora la Fórmula 1. Los desafíos de esta pista, especialmente cuando se trata del clima, son bien conocidos, al igual que las cargas que se colocan sobre los neumáticos".

"El año pasado, los tres primeros se clasificaron con el neumático medio, mientras que el blando ofreció un buen paso en el agarre pero requirió más control, por lo que no se consideró un neumático de carrera óptimo. La mayoría de los pilotos pasaron de medio a duro, con la parada en boxes dictada por el coche de seguridad en la vuelta 11 para la mayoría de ellos. Así que pudimos ver una interesante combinación de estrategias este año".