Edoardo Mortara sufre una fractura en una vértebra tras el accidente en la salida de la última carrera de la Fórmula E

Pese a que el piloto ítalo-suizo salió del coche por su propio pie, fue trasladado al hospital para hacerle más exploraciones, descubriéndole la lesión. Todo iba según el plan para Edoardo Mortara hasta que se inició la segunda carrera en Berlín. Tras una primera carrera en la que realizó una gran actuación y solo fue superado por Lucas Di Grassi "in extremis", el domingo consiguió clasificarse en novena posición por delante de Nyck de Vries, el líder del campeonato, y quien tenía solo tres puntos de ventaja sobre él.

Edoardo Mortara

Sin embargo, al principio de la carrera todo cambio. Mitch Evans, otro de los contendientes al título y que también estaba haciendo un fin de semana perfecto, caló su coche y Mortara no pudo evitar comérselo. Ambos pilotos salieron por su propio pie pero fueron trasladados al centro médico para una exploración y, en el caso de Mortara, de allí a un centro hospitalario, donde se le detectó una microfractura en una vértebra: "No he acabado bien, tengo una vértebra rota, ya que el impacto fue muy grande por la potente aceleración de estos coches. Me llevara tiempo recuperarme, unas seis semanas, pero estoy agradecido de que al final no haya sido necesario operar", ha asegurado Mortara.

No obstante, según Mortara, eso no fue lo peor del día, sino el hecho de no poder luchar por el título al final, después de haber estado con muy buenas opciones para conseguirlo: "La lesión es lo de menos, lo peor es la decepción por no haber podido conseguir el campeonato. Salí bien, pero Dennis se movió muy tarde y no pude evitar golpear. Él seguramente también lo vio en el último momento, el problema es que cuando esto pasa los pilotos que están justo detrás cada vez se mueven más tarde y eso hace que los que estemos más atrás tengamos más riesgo de accidente", se lamentaba Mortara, para finalizar.