Aston Martin decide apelar la decisión de descalificar a Sebastian Vettel del GP de Hungría

Sebastian Vettel fue descalificado del Gran Premio de Hungría en donde acabó en 2ª posición, tras el hecho de que los comisarios detectaran una infracción de las regulaciones técnicas en su coche después de la carrera. Los comisarios informaron en el documento 59 que después de la carrera no pudieron tomar la muestra de un litro de combustible del monoplaza de Vettel, a pesar de los intentos del equipo, solo les fue posible extraer 0’3 litros. Por dicha situación, el Aston Martín manejado por Vettel no cumplió con los requisitos escritos en el artículo 6.7 del reglamento técnico de la FIA. 

Sebastian Vettel

Ante esta situación, Aston Martin ha tomado la decisión de apelar el castigo, por lo que esta  situación deja los resultados de la carrera de forma provisional. El coche permanecerá incautado en el garaje de boxes de la FIA y se llevarán a cabo más trabajos para encontrar el combustible faltante una vez que el monoplaza sea transportado a una instalación técnica de la FIA en Francia este lunes. "Puedo confirmar mi intención de apelar", dijo el director del equipo, Otmar Szafnauer a la web Motorsport.com. “Entonces, una vez que sepamos más, si tenemos motivos, apelaremos, y si no, lo abandonaremos. Pero tenemos 96 horas".

“Según todos nuestros cálculos, aún deberían quedar 1,44 litros de combustible después de que se tomó la muestra de 300 mililitros. Y solo tenemos que mostrarle a la FIA que estaba allí, y 300 mililitros son suficientes para su muestra de combustible. Y esa será la base del llamamiento. Entonces el coche será confiscado. Así que entraremos, buscaremos el combustible y lo mediremos. Lo resolveremos" Con respecto a la falla de la bomba de elevación, Otmar ha comentado lo siguiente: “Parece que, no lo sé, aún no lo hemos desmontado. Pero por alguna razón, las bombas elevadoras no sacaban el combustible del coche".

“Medimos el combustible que entra”, dijo Szafnauer. “Y el medidor de flujo de combustible que tenemos en el monoplaza, que es un mandato de la FIA, mide la cantidad de combustible que se usa. Entonces, la diferencia entre lo que entró y lo que se usó es lo que queda. Y así sabemos que quedan 1,74 litros. Tenemos eso, la FIA trabaja con el medidor de flujo de combustible, ellos tienen todos esos datos, les proporcionamos los datos de la cantidad de combustible que ponemos, ellos tienen la capacidad de verificar eso en cualquier momento. Así que todos esos datos están disponibles”, finalizaba Otmar.