Mick Schumacher sorprende a Haas en los entrenamientos libres de Hungría

Gran actuación del piloto alemán, que ha sido capaz de dejar atrás a, al menos, un Alfa Romeo por sesión. Buen día para el equipo Haas en general y Mick Schumacher en particular. Y, es que, poco a poco, parece que los americanos están dejando de ser el farolillo rojo destacado de la parrilla. Siguen estando atrás, sí, pero ya son capaces de mezclarse, especialmente con el piloto alemán, con los pilotos de los equipos de la parte media-baja de la parrilla. Y sobretodo Mick Schumacher está siendo el gran protagonista de esta ligera mejora de Haas.

Haas

El alemán lucha por entrar en la Q2 cuando el coche se lo permite y muy rara vez se ve superado por su compañero de equipo Nikita Mazepin. Hoy, ha sido una de las notas positivas de la sesión, superando al Alfa Romeo de Giovinazzi en las dos sesiones y al de Robert Kubica también en la sesión de mañana. No ha podido, eso sí, con Kimi Raikkonen en los libres 2: "Creo que ha sido un inicio positivo en el sentido de que hemos podido cumplir nuestro plan de hoy. Obviamente, en términos de velocidad estamos un poco fuera de forma, pero espero que si consigo hacer una buena vuelta, estaremos un poco más cerca de Williams, que es lo que esperamos".

"Hemos tenido dos tipos de desgaste de neumáticos muy diferentes en las dos sesiones de entrenamientos. Hoy hemos tenido 63 grados de temperatura en la pista, que es lo más caliente que he visto nunca. Para el domingo, la temperatura debería ser un poco más fresca y esperamos haber hecho lo suficiente en términos de pruebas para poder seguir el ritmo de los demás", ha comentado el alemán. Nikita Mazepín, sin los alardes de Mick Schumacher, tampoco ha tenido uno de sus peores viernes. En la primera sesión ha sido capaz de superar a Giovinazzi también mientras que, en la sesión de tarde, no ha podido completar una buena vuelta, quedándose a casi dos segundos de su compañero de equipo:

"Ha sido un día físico, porque hemos dado muchas vueltas. Desgraciadamente, por la tarde tuve un pinchazo que me impidió rodar con los neumáticos blandos, pero lo compensamos y conseguimos una tanda muy larga. Aunque no es perfecto en una pista en la que no se puede adelantar, se han completado muchas vueltas, se ha acumulado experiencia y datos. Desde Silverstone, hemos conseguido estabilizar bien el coche y, hemos conseguido un buen ritmo en tandas largas. Tenemos que reequilibrar el coche para tener más estabilidad delantera en las curvas de baja velocidad y estaremos bien", ha asegurado el piloto ruso.