OPINIÓN: Las diferencias entre los regresos de Fernando Alonso y Michael Schumacher

La vuelta a los circuitos de F1 de Fernando Alonso de la mano de Alpine, fue anunciada de manera oficial hace algo más de un año. Desde entonces, empezamos a elaborar teorías de como sería su rendimiento con el monoplaza francés y de si su vuelta sería un acierto como los regresos de Lauda o Prost, o un fracaso como el de Michael Schumacher. La comparación con el káiser era inevitable por la proximidad de ambas, así como por la gran rivalidad que existió entre ellos.

Alonso y Schumacher en el podio tras el GP de Valencia 2012

Estando prácticamente en el ecuador del Mundial 2021, vamos a comparar a ambos tras las primeras 10 carreras después de su regreso. Para ello, debemos tener en cuenta que el rendimiento de los monoplazas son bastante diferentes, pues mientras Michael pilotó el 4º mejor coche de ese año, Fernando conduce el que actualmente es el 7º.

Fernando Alonso

Al piloto asturiano le ha costado arrancar. Empezó bien en Baréin entrando en Q3 y superando a Ocon, pero el envoltorio de un bocadillo le hizo abandonar la carrera. Tras esa carrera, vimos como muchos aficionados dudaban de si Alonso había acertado con su regreso. En Imola, Portugal, España y Mónaco vimos como el español sufría de lo lindo con el coche francés. Su compañero de equipo Esteban Ocon, no dejaba de superarle tanto en carrera como en clasificación, lo que le permitía colocarse con un 4-1 y un 5-0 en las comparaciones de clasificación y carrera entre compañeros.

La carrera del Principado fue el punto de inflexión de Alonso, desde entonces no ha dejado de crecer al volante del Alpine. Cada fin de semana demuestra estar más adaptado al monoplaza francés, quizás sea esa nueva dirección asistida la que le ha llevado a dar la vuelta a la comparación con su compañero. Si hasta Mónaco dominaba el francés, Fernando le ha dado la vuelta estableciendo un 6-4 en qualy y un 5-5 en carrera. La superioridad del asturiano en estas últimas carreras, es tan significativa que vistas las diferencias Ocon decidió estrenar chasis y motor en Silverstone.

Michael Schumacher

El káiser volvía a la F1 tras su retirada en 2006 de la mano del equipo que ha dominado esta última década. Sin embargo, en el regreso de Mercedes a la F1 y pese a que un año antes había ganado el Mundial Brawn GP (equipo que fue comprado por Mercedes), los alemanas solo consiguieron el 4º lugar en constructores. El alemán llegaba como el líder de un equipo que apuntaba alto. Sin embargo, se vio sorprendido por un joven Rosberg que ya en Williams demostró de apuntaba a futuro campeón. Los años de ausencia se notaron en el heptacampeón, y en estas 10 primeras carreras vio como Nico le superaba los sábados y los domingos.

La clasificación entre ellos en estas carreras fue de 8-2 a favor de Rosberg tanto en carrera como en clasificación. Las diferencias entre ambos fueron muy notorias, y es que Nico subió 3 veces al podio y entró 8 veces a la Q3; mientras que Michael se tuvo que conformar con entrar 6 veces en los puntos y un 4º como mejor resultado, y entrar 7 veces en la Q3. Tras estos breves análisis, yo he llegado a una conclusión que puede causar cierto revuelo. En mi opinión, el regreso de ambos pilotos ha demostrado ser muy diferente, ya sea por motivación, talento o esfuerzo, Fernando ha demostrado que su regreso es superior al del siete veces campeón del mundo.

Quizás Alonso no supere a Schumacher en estadísticas, pero lo que esta claro es que el español por el momento ha superado el regreso del alemán. Solo el tiempo dirá, si el regreso del español ha sido en vano, o si finalmente consigue hacerse con ese ansiado tercer título tras el cambio de reglas. Mientras tanto, solo nos queda disfrutar de un Fernando Alonso que nos esta brindando un espectacular pilotaje, al alcance de tan solo unos pocos. Disfruten mientras puedan, ¡Magic ha vuelto!