Jake Dennis vence en Londres y se mete en la lucha por el título

Jake Dennis, piloto del equipo BMW logró la victoria este sábado en el E-Prix de Londres y avanzó al tercer lugar en las posiciones del campeonato. Sam Bird, líder del torneo, abandonó. Alex Lynn obtuvo la pole position, la segunda para él en la Fórmula E tras la conseguida en julio de 2017 en Nueva York cuando debutó en el campeonato, y se mantuvo al frente en el comienzo de la carrera, disputada en el circuito construido alrededor del ExCel Centre de Londres, que cuenta con una parte externa y otra interna bajo techo.

Jake Dennis (GBR), BMW I Andretti Motorsport, 1st position, celebrates in Parc Ferme

Dennis, quien clasificó segundo, se mantuvo en esa posición en el inicio, cerca de Lynn, y ambos tomaron su primer Attack Mode (en esta oportunidad tuvo una duración de ocho minutos en vez de los cuatro habituales) en la misma vuelta. Luego Lynn activó su segundo Attack Mode pero Dennis eligió no seguirlo en esa ocasión, lo que le permitió tomar el liderazgo de la carrera. El piloto de Mahindra se mantuvo a menos de un segundo de su rival y hubiera regresado al primer puesto cuando el de BMW activó su segundo Attack Mode, pero un bloqueo en la curva 10 le hizo perder tiempo.

El error le costó un par de décimas de segundo a Lynn, lo cual fue suficiente para que Dennis pasara por la zona de activación y mantuviera el liderazgo en las calles de Londres. A partir de ese momento, Dennis se consolidaba como claro dominador de la carrera, mientras que Lynn fue perdiendo contacto con su compatriota británico, tanto que en la parte final se vio adelantado por Nyck de Vries y el de Mercedes le quitó la segunda posición. Dennis, debutante esta temporada en la Fórmula E, logró su segunda victoria tras la conseguida en la carrera dos de Valencia en abril pasado, seguido de un De Vries que comenzó noveno pero avanzó para llevar a Mercedes nuevamente al podio.

Lynn, en tanto, tuvo que conformarse con ser tercero, lo que iguala su mejor resultado en la Fórmula E. Sébastien Buemi llevó su monoplaza del equipo Nissan a la cuarta posición, su mejor final en la temporada, pero luego fue descalificado por exceder el límite total de energía utilizada debido a un error de programación del software. La misma suerte corrió Oliver Rowland, su compañero de equipo, quien fue décimo. Así, André Lotterer ascendió al cuarto puesto y René Rast fue quinto. Lucas di Grassi, con el segundo coche de Audi, obtuvo el sexto lugar después de haber sido advertido con una bandera blanca y negra en la primera parte de la carrera por un incidente con Sergio Sette Camara.

Las diez primeras posiciones las completaron Stoffel Vandoorne, Antonio Félix da Costa, Edoardo Mortara y Pascal Wehrlein. Sette Camara había sido quinto pero en carrera fue perdiendo lugares hasta llegar a la meta en la 18° posición. Sam Bird, líder del campeonato, inició 18° y se vio envuelto en un incidente en la primera vuelta que le causó daños en la suspensión delantera izquierda de su Jaguar, debiendo abandonar.