Carlos Sainz muestra sus dudas de cara a Hungría

El piloto madrileño de Ferrari cree que estarán un paso por detrás de Red Bull y Mercedes, pese al rendimiento del equipo italiano en Mónaco. En otras eras de la Fórmula 1, Hungría era el Mónaco sin muros. Un circuito lento, tortuoso, donde el calor era muy protagonista. Si en las calles del principado tenías un monoplaza veloz, en el Hungaroring nada debía cambiar. Sin embargo, si hay algo que caracteriza a los Fórmula 1 de las últimas cinco temporadas, es que devora curvas.

En Mónaco, Ferrari consiguió la 'pole position' y un segundo puesto en carrera.

Hay curvas que, mientras en 2015 se trazaban a unos 220 kilómetros por hora y bajando una marcha, a día de hoy se pasan a 270 km/h y sin levantar el acelerador. Es por esto por lo que Carlos Sainz no se muestra tan confiado con respecto al rendimiento de Ferrari en el trazado húngaro. El circuito ya no es tan lento, sino que el paso por curva se ha acelerado y el circuito es mucho más rápido. "Budapest se ha convertido en un circuito de curva media, dados los coches con los que competimos ahora. En Mónaco y Bakú había muchas curvas de segunda y tercera velocidad, pero en Hungría hay un segundo sector en el que estás siempre en cuarta y quinta".

"Ya no es un circuito de baja velocidad, como sí que lo era en el pasado", ha relatado Sainz. "No creo que sea un circuito espectacular para nosotros, pero creo que tenemos una oportunidad de estar detrás de Red Bull y Mercedes. La carga aerodinámica es clave en Hungría y ya hemos visto con el neumático medio en Silverstone que Lewis era más rápido que nosotros. Ellos y Red Bull deberían estar delante de nosotros", ha comentado en rueda de prensa el madrileño, en declaraciones recogidas por varios medios.

Su compañero de equipo, Charles Leclerc, tampoco piensa en ganar en Hungría, aunque sí cree que el rendimiento en las últimas pruebas ha sido satisfactorio. "Está bien ser optimista. Queremos ser optimistas después de una buena actuación en las tres últimas carreras", ha afirmado el monegasco. "Eso sí, tenemos que ser realistas y estamos en buena racha, pero creer que somos capaces de ganar es demasiado optimista. Estaríamos contentos detrás de Mercedes y Red Bull", ha añadido Leclerc, segundo en el Gran Premio de Gran Bretaña.