La F1 trabaja en varios posibles cambios del calendario con Qatar como una opción

Las cancelaciones de las carreras de Singapur y Australia, conjuntamente con las dudas de Japón y Brasil hacen que el circuito de Qatar pueda albergar la F1 en otoño. Después de que la temporada pasada, el COVID-19 azotará con fuerza al calendario de la Fórmula 1, parecía que hasta este momento la temporada 2021 iba a transcurrir con relativa normalidad. Hasta el momento solo los grandes premios de Australia, China y Canadá habían tenido que ser cancelados y, la Fórmula 1 fue ágil buscándoles sustituto con los grandes premios de la Emilia Romaña, Portugal y Estiria.

Qatar

Sin embargo, de cara a la segunda mitad de la temporada, la cosa se complica. Los grandes premios de Singapur y Australia ya han sido pospuestos o cancelados, siendo el primero sustituido ya por el gran premio de Turquía. Todavía no se sabe nada acerca del sustituto de Australia. Brasil y Japón, además también están en el alambre. Con esta situación, el encaje para poder realizar 23 carreras en esta temporada se antoja algo más complicado. Si solo fuera Australia la única sacrificada, hay dos opciones, o realizar una segunda carrera en Austin o realizar una carrera en el circuito externo de Baréin.

En un primer momento la opción más lógica sería la segunda, ya que, de correr una segunda carrera en Austin, podríamos tener la friolera de dos tripletes seguidos, con las consiguientes quejas de los empleados de los diferentes equipos. La situación se complicaría en el caso que los grandes premios de Japón o Brasil se tuvieran que cancelar también. La situación en ambos estados es compleja y, mientras en Japón aún podría haber la posibilidad de correr a puerta cerrada, en Brasil la expansión de diferentes variantes del virus hace casi imposible la celebración de una carrera.

En caso de que una, o las dos carreras, se tuvieran que cancelar, la idea de realizar una doble carrera en Austin cobraría más sentido, ya que se rompería el triplete Rusia-Turquía-Japón. Conjuntamente con ello, otra idea que ha surgido es la de la celebración de un gran premio en Qatar, tal y como indicamos en el titular. El gobierno qatarí lleva tiempo intentando traer la Fórmula 1 a su país y el circuito de Losail cumple con las especificaciones de circuito de grado 1. Una última opción podría ser realizar una o dos carreras en Europa, aunque parece poco probable a no ser que la situación fuera del viejo continente se complique aún más en asuntos de organización y desplazamientos.

En este caso se podría optar, o bien por una carrera en Alemania, aunque los circuitos de Nurburgring y Hockenheim no han mostrado demasiado entusiasmo al respecto, o bien por celebrar una carrera en el sur de Europa en algún circuito de grado 1 inédito como podrían ser Estoril o Jerez.