Fernando Alonso habla sobre la F1 en 2022: "La mayor diferencia, u ojalá sea así, será rodar en tráfico"

El año 2021 está siendo un año de regresos destacando el que ha tenido Fernando Alonso a la máxima categoría del automovilismo con el equipo Alpine (antiguo Renault). Aprovechado esto, el piloto asturiano ha repasado varios temas de actualidad en Antonio Lobato y Cristóbal Rosaleny empezando por su vuelta a la F1 con la marca francesa junto con las diferencias que vivió en las temporadas con Renault, destacando los años donde consocio ganar el mundial (2005 y 2006). “Comparando mis primeros años en Renault y la actualidad con Alpine, no hay ninguna diferencia. Todo sigue igual".

Fernando Alonso

"Cualquier persona hubiese aprendido cosas entre los 20 años y los 39. En ese sentido, claro que eres una persona diferente. Pero en la entrevista de piloto, creo que no ha cambiado gran cosa. Es un equipo que conozco bien. Tanto en Enstone como en Viry se trabaja con la ilusión de volver a repetir los éxitos del pasado y con ganas de afrontar esta nueva etapa de la Fórmula 1 que está llegando con las reglas de 2022, con los motores de 2025. Hay cosas que la Fórmula 1 como deporte ha intentado cambiar para igualar un poco las cosas y que no haya estos dominios a los que hemos asistido en los últimos años, primero con Red Bull y luego con Mercedes".

"Creo que todos los equipos, incluido Alpine, tienen la esperanza puesta en estas nuevas reglas". Por otro lado, Fernando ha dado su punto de vista sobre si veremos el aspecto de las mismas gradas, al igual que lo hemos visto en las últimas carreras con los aficionados de Max Verstappen, comparándolo con su época con la grada azul. Además, ha hecho una comparativa entre el Alonso del pasado y el Verstappen actual, donde lucha por ganar su primer mundial de F1 y con una gran cantidad de apoyo en las gradas de cada circuito. “Respecto al apoyo de los fans holandeses de Max, lo veo con admiración y disfruto del momento, de ver a toda esa gente tan ilusionada, en este caso por Verstappen, pero con la fortuna de haberlo vivido también en primera persona y de que hubiese esa marea azul durante tantos años y que fuese por nosotros, por Renault y por mí”.

“No lo veo con envidia, lo veo con admiración por ellos y sabedor también de que fuimos pocos los afortunados que tuvimos un circuito entero. No son sólo las victorias, porque de hecho Verstappen todavía no es campeón del mundo, pero puede teñir un circuito entero o esa afición detrás, esa expectativa. Yo incluso el año pasado, cuando no estaba corriendo las carreras, cuando ponía la televisión la ponía un poco para ver qué hacía Max en esa carrera, porque era el único que iba a hacer algo. Sabías que Bottas no iba a molestar a Hamilton y que Hamilton iba a ganar si no pasaba nada raro, pero… Uy, Verstappen. Que si esta vez sale en la primera línea, que si el coche va bien… El factor carisma o lo que sea creo que es importante también". 

La entrevista ha seguido sobre lo que dijo en su momento de que Francia iba a ser un GP importante para ver a un Alonso con el nivel que siempre ha dado en F1, junto con el hecho de las críticas que ha ido recibiendo en las primeras carreras de este año. "Al principio había dicho que me harían falta tres o cuatro carreras para sacarle el 100% al coche. Fueron algunas más, seis o siete en lugar de tres o cuatro, pero estoy más cómodo en el coche. Ha habido varios factores que han ayudado. Un poco el adaptarme yo mismo a la velocidad a la que pasa todo en un fin de semana de Fórmula 1, no sólo conduciendo, sino también todo lo que hay fuera. Los neumáticos delanteros, que este año son un poco más delicados. Y algunos cambios que hemos tenido que hacer en el coche para adaptar un poco la conducción, desde la dirección asistida, el feeling que tienes con el volante o el nivel de agarre que te da, la sensación que te da el volante”.

“También hemos hecho algunos pequeños retoques en el reparto de frenada, el freno motor… Cosas que van muy de la mano cuando entras en una curva, si el coche gira o cuánto gira dependiendo de tu estilo de conducción. Hay pilotos que entramos con el freno hasta el vértice, otros que sueltan un poco antes y hacen la curva un poco más redondita… Cada uno tiene sus pequeños reglajes a la hora de configurar el coche y sacarle el máximo nos ha llevado el tiempo que más o menos esperaba. No llegué a pensar nada sobre las críticas. Sabía que era un periodo de adaptación. Esperaba que fuera un poco más rápido, porque la Fórmula 1 era algo más natural para mí y pensaba que estaría al 100% rápidamente. Por ejemplo: cuando en Mónaco, que tenía la esperanza de que fuese un circuito más favorable, me quedé fuera en la Q1, no deja de decepcionarte a uno mismo".

"Sabía que era una cuestión de tiempo. Las críticas o esos comentarios. No es que me gustasen, pero los veía como una bendición. Porque era sólo cuestión de tiempo que si ahora hacía un décimo se valorase, porque si siempre estaba por delante de Ocon o si siempre estaba en los puntos se iba a decir como siempre se ha dicho en mi carrera, que mi compañero no estaba al máximo nivel y que el coche podía dar más, pero que yo no daba más. Entonces, si de repente estaba acabado, sabía que cualquier cosa que pasase en el futuro se iba a valorar muchísimo más. Hubo carreras que igual no fueron muy allá, como Francia sin ir más lejos, que hice un noveno. Una carrera buena, pero nada especial. Pero se vendió como que había sido súper carrera, gracias a que llegaban esas primeras carreras”.

Fernando Alonso

Respecto al rendimiento que está teniendo esta temporada, Alonso ha dejado claro que poco a poco están siendo más competitivos y trabajar mano a mano para tener confianza en 2022. Además, en dichas declaraciones también ha hablado sobre lo que ha tenido que cambiar y/o mejorar para ser algo más fuerte en pista. “Sin duda que ha sido bonito el proceso de ir mejorando en pista, pero creo que también nos ha hecho más fuertes, que es un poco la norma o la principal razón por la que mi vuelta a la Fórmula 1 ha sido en 2021 y no en 2022 con las nuevas reglas, cuando igual se tenían más opciones de estar arriba”.

“Todas esas pequeñas cosas y todas estas áreas en las que tienes que buscar la perfección, ya sea en los reglajes del coche, la comunicación con los ingenieros, las lecciones que aprendes con la gente de Pirelli en cada Gran Premio, las paradas en boxes, las vueltas de formación, que unas veces tratamos de calentar los neumáticos de una forma y otras veces de otra, y eso tiene luego una repercusión en la salida. Son cosas que vamos poniendo en la mochila y nos llevamos todo ese aprendizaje, Yo personalmente quería algo más duro de la dirección asistida. La dirección estaba demasiado suave para mí. Yo necesito un volante que me dé diferentes durezas en la entrada, la mitad y la salida de la curva, para notar yo cómo van las ruedas delanteras, ver su agarre y si ya han pasado el límite de agarre o no".

"Mi estilo de conducción, e históricamente siempre se ha visto en las on board, era dar un volantazo en la entrada de la curva. A partir de ahí, yo iba sintiendo lo que hacían las ruedas delanteras. Si el volante se ponía más blando, es que estaban cediendo. Si se ponía más duro es que tenían demasiado agarre y que la parte posterior te iba a dar un latigazo tarde o temprano. Yo normalmente lo siento todo con las manos y el tren delantero. Si eso te lo quitan, yo estoy muerto. Hemos trabajado en ese sentido a la hora de tener mucho feeling con el volante".

En la última parte de la entrevista, el actual piloto de Alpine ha tocado varios temas como puede ser la F1 que veremos en la temporada 2022 o sobre su competitividad tanto dentro como fuera de la pista. "Yo mismo me he preguntado si ha cambiado mi forma de ser en mi vuelta al deporte, pero creo que no. Creo que aún no lo digiero. Lo que pasa es que ahora no estoy en una posición de quedar segundo. No estoy en una posición de luchar. Si estuviera en Mercedes o en Red Bull y ganase el otro, sería un volcán. Pero como no estás en esa posición, tienes otros retos en la cabeza y otras metas más reales en cada fin de semana. Igual es hacer octavo, igual es entrar en Q3, hacer una parada y pasar a los que van a dos. Tienes esos pequeños objetivos".

"Pero cuando salgo de la Fórmula 1 y hago cualquier otra actividad, el volcán está ahí. Cuando tengo la posibilidad de ganar al tenis o al ping-pong, no cambia nada. No creo que todavía haya la certeza para responder sobre si veremos a una mejor F1 en 2022. Yo espero que los coches sean más difíciles de conducir cuando vas sólo, por una cuestión de aerodinámica. Tiene efecto suelo, seguramente rodará a una altura diferente que ahora, porque todo funcionará diferente. También habrá aún más diferencia del principio de la carrera a la clasificación, por una cuestión de peso y aerodinámica, de cómo tienes que rodar el coche”.

“La mayor diferencia, u ojalá sea así, será rodar en tráfico. Creo que se reduce en un 70% o un 80% el aire turbulento que hay cuando vas detrás de otro coche y eso sería una diferencia. Sería oro. Ahora, cuando sales octavo y tienes siete coches delante, en las primeras vueltas el coche es prácticamente inconducible. Hasta que no pasan tres o cuatro vueltas y sólo tienes el aire sucio del quinto, el sexto y el séptimo, que son sólo tres, ahí ya empiezas a notar cosas. Pero cuando tienes más, es inconducible. Imagino que, si a eso le reducimos otro 70%, ya empieza a ser interesante. Es lo que espero con ansia".

Fernando Alonso