En Aire Sucio | Conclusiones del Gran Premio de Gran Bretaña 2021

En Aire Sucio, por David Aragón

El Gran Premio de Gran Bretaña 2021 nos ha dejado muchas lecturas y muchos análisis pendientes. El cambio de formato del fin de semana, con la introducción de la clasificación a sprint, ha trastocado nuestros planes habituales del fin de semana y ha sacado a relucir otros protagonistas. Pero el plato fuerte no era la clasificación a sprint, sino la primera vuelta de la carrera tradicional. El choque entre Hamilton y Verstappen dio que hablar y dará que hablar. Pero no es lo único que ha pasado en un fin de semana que recordaremos en el futuro.

Lewis Hamilton

La demonización de Hamilton por un accidente

Hamilton y Verstappen chocaron en la primera vuelta, en Copse, y el resultado más inmediato fue un impacto de 51 G contra el muro de Verstappen. El holandés terminó en el hospital y el inglés ganando la carrera y, lógicamente, celebrándolo. Anteriormente, Hamilton fue sancionado con 10 segundos y stop and go, una sanción que fue insuficiente para muchos. Lástima que en los circuitos no haya un muro de fusilamientos, restaría mucha complejidad a las carreras.

Red Bull y Verstappen han aprovechado esta corriente loca de las redes sociales para intentar hacer sentir mal a Hamilton, echándole en cara que celebrara la victoria pese a estar el holandés en el hospital, aunque fuese por precaución y se encontrara perfectamente. ¿Echó Hamilton a Verstappen de la carrera de forma intencionada? No, ¿verdad? Pues intentar demonizar al inglés por un incidente de carrera no tiene sentido, por lo que asumamos que estas cosas pasan en las carreras, que hoy le ha tocado a Verstappen y que en el futuro le tocará a Hamilton. Y, sobre todo, no cercenemos las batallas de los pilotos en pista por un ejercicio de corrección política.

La clasificación al sprint, un formato mejorable

La clasificación a sprint era el principal evento del fin de semana, y no defraudó. Nos dejó la increíble remontada de Fernando Alonso, del 11º al 5º en una vuelta. El español demostró que no ha venido a la Fórmula 1 a pasearse y fue el gran protagonista del sábado, consiguiendo una 7º posición que en una clasificación normal no hubiese conseguido seguro. El problema fue que, salvo él y Sainz (obligado tras ser empujado fuera de la pista por Russell), nadie cambió su posición más de una posición. Y sobraron vueltas.

El formato está bien, pero hace falta mejorarlo. Se deberían repartir puntos a los 10 o 6 primeros para que el resto de la parrilla quiera escalar posiciones, porque a Verstappen y Hamilton uno o dos puntos les da igual, pero a Russell o Giovinazzi en absoluto. Además, el factor de los neumáticos no debería aparecer, nadie debería estar en una clasificación a sprint pendiente de no quemar sus neumáticos.

No obstante, mi impresión es buena. Me parece que debería probarse más y, al final, incluso nos daría parrillas más justas y no beneficiaría al que tenga mejor coche para la clasificación. Eso si, no debería hacerse siempre o va a acabar restando impredecibilidad a las carreras. Pero, para ser la primera vez, le doy un aprobado alto.