Verstappen ve desde el hospital la victoria de Hamilton y cómo el Mundial se estrecha

Hacía tiempo que no veíamos una lucha cuerpo a cuerpo entre dos pilotos que luchaban por el Mundial y hoy lo hemos podido ver en Silverstone. Eso sí, ha sido una lucha muy corta, ni una vuelta nos ha durado, y es que el duelo entre Max Verstappen y Lewis Hamilton ha terminado con el holandés impactando fuertemente contra el muro y con el inglés sancionado, aunque pudiendo seguir en carrera. Los dos españoles terminaron arriba, 6º y 7º, aunque en el caso de Carlos Sainz supo a poco porque un fallo en su parada le quitó la opción de terminar más arriba.

DAZN F1

La lucha entre Verstappen y Hamilton duró poco pero fue espectacular. El inglés salió mejor que el holandés y a punto estuvo de pasarlo, pero el piloto de Red Bull demostró su calidad aguantando al máximo. Sin embargo, pocas curvas después, Hamilton tocaba a Verstappen y mandaba al holandés contra el muro, acabando así con la carrera del líder del Mundial. El accidente de los dos líderes provocó una bandera roja que dejaba la carrera en mucha tensión y a Leclerc liderando.

El otro de Ferrari, Carlos Sainz, también había hecho una gran salida y se ponía 8º, por detrás de Fernando Alonso, que fue superado en la salida por Sebastian Vettel. Kimi Räikkönen avanzó 4 posiciones respecto a su posición de salida y George Russell perdió dos posiciones para quedarse 14º.

Tras la bandera roja, Leclerc fue capaz de aguantar su posición de liderato y Lando Norris adelantó a un lento, de nuevo, Valtteri Bottas. Fernando Alonso salió bien de nuevo pero no fue capaz de ganar posiciones, y el ritmo real del Alpine salió a relucir cuando Carlos Sainz le adelantó para ponerse 6º. Además, llegaba la sanción para Hamilton tras su toque con Verstappen: diez segundos.

Momentos de tensión sobre la vuelta 16 para Charles Leclerc, que seguía líder de la carrera. El monegasco reportó problemas de motor y Hamilton se le echó encima, pero Ferrari le supo dar los comandos necesarios en su volante para que el monegasco pudiese arreglar el problema y dejar de nuevo a Hamilton detrás.

Llegaron las primeras paradas y con ellas el fallo de los mecánicos de Lando Norris, que le hicieron perder al inglés la posición con Bottas y, por tanto, el podio. También fallaron los mecánicos de Fernando Alonso, pero en el caso del español pudo recuperar la posición perdida con Stroll a la salida de boxes.

DAZN F1

Hamilton entró y cumplió la sanción de diez segundos por el incidente con Verstappen, dejando la estampa de los dos Ferrari liderando la cabeza, tras una gran remontada de Carlos Sainz, que se situaba segundo. Carlos Sainz paró antes que Leclerc y con su gran primera tanda pudo adelantar en boxes podría haber adelantado a Ricciardo pero su parada fue de ¡12 segundos! El español tenía opciones de podio y se perdieron en esa parada. Sainz se quedó atascado detrás de Ricciardo y ahí se acabó su carrera, en la sexta posición.

Fernando Alonso fue capaz de aguantar a Lance Stroll detrás para terminar séptimo, en un resultado que en Alpine ni soñaban al inicio de la semana. El asturiano es uno de los protagonistas del fin de semana, protagonizando los mejores momentos del sábado y del domingo y sumando puntos muy valiosos para el equipo. Además, Esteban Ocon pudo terminar noveno para sumar otros dos puntos importantes para Alpine.

La carrera de Sergio Pérez empezó mal y terminó peor. El mexicano no tuvo el ritmo necesario para llegar a los puntos y encima fue el piloto que más veces paró. Red Bull le forzó una parada para conseguir la vuelta rápida y quitarle a Hamilton un punto que le acercaba más a Verstappen.

De ahí al final lo más importante era ver si los neumáticos aguantaban y si Hamilton era capaz de recortarle distancia a Leclerc. El británico no había podido acercarse a Leclerc en el primer tramo de la carrera pero vaya si lo hizo en el segundo tramo. Hamilton activó el modo martillo y le fue quitando tiempo poco a poco a Leclerc, con la colaboración de Valtteri Bottas que se dejó pasar para colaborar en la remontada.

Y Hamilton llegó, en las últimas vueltas de la carrera, pasando a Leclerc casi con facilidad. El inglés terminó la carrera llorando, consciente de que se vuelve a unir al Mundial y de la dificultad de la victoria de hoy. Verstappen, en cambio, terminó de ver la carrera desde el hospital al que ha sido trasladado por precaución tras su fuerte golpe. El Mundial está en lo más alto, y todavía quedan muchas carreras por delante. Pero ahora, toca descansar.

Resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.