Otra para la colección. Así fue la salida de Fernando Alonso en la clasificación al sprint

Lo volvió a hacer. Sin duda alguna la primera clasificación al sprint de la historia de la Fórmula 1 no será recordada por la victoria de Max Verstappen, sino por la increíble salida de Fernando Alonso. El asturiano volvió a realizar otra salida que quedará grabada en la retina de los fans. Al apagarse los semáforos, Alonso partía 11º. Realizó unos primeros metros muy buenos. Se tiró por el exterior en Abbey y pasó a Carlos Sainz y Sebastian Vettel. Cogió el rebufo de Russell y frenó más tarde que nadie en la curva tres. Allí volvió a realizar un doble exterior a Russell y Ricciardo. Aprovechó que tenía el interior en la siguiente curva para irse a por Pérez

Al encarar la recta Wellington, vigilaba por los retrovisores a Ricciardo y en Brooklands, dio cuenta del Red Bull de Sergio Pérez. Traccionó mejor e intentó un exterior a Norris en Luffield. Salió con mayor velocidad y le cogió el rebufó al británico en la antigua recta principal y, ni corto ni perezoso, se tiró como una exhalación por fuera en Copse, como hiciera con Vettel en 2014. Seis posiciones ganadas en apenas ocho curvas. Una auténtica barbaridad. Y, por si fuera poco, la estratosférica salida de Alonso no fue solo la única genialidad que realizó. Cómo defendió a cada uno de sus rivales que tenía detrás está, al menos, al nivel de los primeros metros del español.

Alonso no paraba de cambiar trayectorias, de tomar curvas alargando la trazada para poder salir con más aceleración en recta, un espectáculo. Nada pudo hacer con los McLaren de Norris y Ricciardo, pero en cuanto tuvo detrás a un coche con prestaciones parecidas como el Aston Martin de Vettel, Alonso no dejó ni una opción al alemán para acercarse y supo mantenerlo a raya hasta final de carrera. Un séptimo puesto que desprende talento y magia. Agresividad, inteligencia y sin cometer ni un solo error. Fernando Alonso en estado puro.

Mañana el asturiano tendrá una gran oportunidad de confirmar sus buenas sensaciones en la tarde del sábado y poder irse de Silverstone con algunos puntos en el bolsillo.