Fallece el argentino Carlos Reutemann, un "campeón sin corona" de la Fórmula 1

Carlos "Lole" Reutemann, subcampeón mundial de Fórmula 1, quien corrió en la máxima categoría del automovilismo desde 1972 a 1982, falleció este pasado miércoles a los 79 años de edad, tras permanecer varias semanas internado. Nacido en Argentina, marcó una segunda era dorada para el automovilismo de aquel país compitiendo para los equipos Brabham, Ferrari, Lotus y Williams. Es, por detrás de una leyenda como Juan Manuel Fangio, el piloto argentino que más victorias obtuvo (12), entre las que destacan el triunfo de 1975 en Nürburgring y el de 1980 en Mónaco, además de seis pole positions, seis vueltas rápidas y 45 podios.

Carlos Reutemann

Fue un piloto cerebral que no pudo ser campeón. Reutemann, nacido el 12 de abril de 1942, tuvo su primer contacto con los coches a los 6 años con un viejo Ford A modelo 29 en Manucho, un pueblo a 40 kilómetros de la ciudad argentina de Santa Fe. El camino de tierra de la granja que tenían sus padres, era la pista de Lole, apodo que recibió en la infancia cuando colaboraba con su familia en el trabajo y siempre pedía ir al corral de los cerdos a "ver a lolechone”. Su debut oficial en la Fórmula 1 fue con Brabham, justamente en el Gran Premio de Argentina de 1972, donde obtuvo la pole position delante del campeón Jackie Stewart, finalizando séptimo.

Su primer triunfo en F1 tendría lugar al poco tiempo en Brasil, aunque aquella carrera de Interlagos todavía no otorgaba puntos. Reutemann permanecería en Brabham hasta el accidente de Niki Lauda en Alemania, cuando Ferrari lo contrató para reemplazarle. Una vez recuperado el austriaco, Ferrari confirmaría a Lauda y a Reutemann como sus pilotos oficiales para el próximo año. En 1977, el argentino obtuvo un triunfo en Interlagos (Brasil) y finalizó cuarto en el campeonato, que se lo adjudicaría nuevamente su compañero de equipo.

En 1978, Lauda se alejó de Ferrari y Reutemann fue confirmado como primer piloto del equipo, con el canadiense Gilles Villeneuve como compañero. El argentino finalizaría tercero en el campeonato nuevamente, logrando cuatro victorias en el año y siendo el piloto que mas carreras ganó aquella temporada. n 1981, ya en Williams y habiendo superado a su compañero de equipo y primer piloto, Alan Jones, finalizó segundo en el Campeonato de Pilotos con una diferencia de solamente un punto con respecto al campeón.

La historia lo recordará como uno de los grandes de la historia de la Fórmula 1, un campeón sin corona, al estilo Stirling Moss. Reconocido y codiciado por constructores emblemáticos, fue contratado por Bernie Ecclestone, Colin Chapman, Enzo Ferrari y Frank Williams. “Estoy seguro de que poca gente en la Argentina entiende lo que es estar en la F1. Y yo acá estoy, con un contrato y no porque haya pagado el asiento. Me gané el lugar en apenas dos años, esa es mi felicidad”, destacaba, tras el hecho de que Bernie Ecclestone lo subiera a un Brabham BT34, con el que lograría en su primera carrera lo que apenas cuatro pilotos realizaron en siete décadas: anotar una pole en el debut.

Una vez alejado del automovilismo, Reutemann inició una carrera como político, llegando a ser gobernador de la provincia de Santa Fe en dos períodos (1991-95 y 1999-2003) y senador nacional desde 2003 hasta la actualidad, cuando su estado de salud empeoró en las últimas horas, producto de un cuadro de hemorragias digestivas. “Si uno le tiene miedo a la muerte no podría subirse a un auto de carrera”, fue una respuesta que adoptó después de fracturarse las piernas, en 1972, tras un accidente en Inglaterra, durante un test con un Brabham BT38 del equipo Rondel, propiedad de Ron Dennis.

Hoy se une en el descanso eterno a las otras dos intrépidas leyendas argentinas que lograron vencer en una carrera de Fórmula 1: Juan Manuel Fangio y José Froilán Gonzalez.

F1 Argentina