Toto Wolff cree que los nuevos motores pueden retrasarse hasta la temporada 2026

El director de equipo de Mercedes, Toto Wolff no descarta que la introducción de los motores nuevos de Fórmula 1 se retrase un año. El alemán dijo tras la reunión que se celebró entre los motoristas, la FIA y Liberty Media, cree que en lugar de 2025, los nuevos motores podrían introducirse un año después. Que se retrase un año la implementación de estos motores tiene sentido. Dicho retraso, implicaría, más tiempo para redactar las reglas técnicas de los futuros motores y llegar así a un acuerdo sobre el combustible que estos necesitarán, poniendo en valor el concepto de neutralidad de carbono como alternativa a los eléctricos.

Toto Wolff

Además, se tendría más tiempo para amortizar los coches que se introducirán en 2022. "Encontrar un acuerdo es posible, podríamos adelantar el uso de gasolina verde un año o dos y prorrogar durante un año las reglas actuales. Es posible que todos quieran estar listos en 2026 porque la F1 debe ser un ejemplo", ha declarado Toto a la web motorsport.com. "No sé cuál será la solución, pero necesitamos una unidad de potencia que sea asimismo representativa en el campo de la electrificación".

"Pero a la vez debemos desarrollarla con presupuesto muy por debajo de los actuales… y que los biocarburantes constituyan una parte esencial", decía el alemán refiriéndose a los puntos de vista del Grupo Volkswagen y de Red Bull, mientras que los motoristas actuales prefieren seguir con el V6 como base del térmico. Para Wolff, "el camino debe parar para los motores de seis cilindros actuales. No tenemos por qué reinventar la rueda, simplemente optimizar la parte eléctrica junto al uso de carburantes sostenibles. Ésta es la dirección correcta".