Conociendo a los jefes de equipo de la Fórmula E: Amiel Lindesay (Porsche)

Los pilotos son los grandes protagonistas en cada cita de la Fórmula E, pero detrás de ellos hay muchísimas personas que trabajan para llegar al éxito y los jefes de los equipos son piezas fundamentales. Amiel Lindesay, jefe de operaciones del equipo Porsche, cuenta con un extenso recorrido dentro del motor, que comenzó en Nueva Zelanda. Allí dio sus primeros pasos, primero con el sueño de ser piloto de carreras, pero luego cambió a trabajar al otro lado del muro de pits.

Amiel Lindesay

“Quería ser piloto de carreras pero eso no sucedió. Me fui abriendo camino desde la Fórmula Ford hasta la Fórmula 1, y ahora la Fórmula E. Ha sido un buen viaje. Este es el siguiente capítulo ahora y estoy emocionado de estar donde estamos”, dijo Lindesay, quien trabaja para Porsche desde 2012 y desde 2019 ha sido el encargado de preparar el desembarco de la marca alemana en la Fórmula E, lo cual sucedió en la pasada temporada. “Mi trabajo como jefe de operaciones cubre muchos aspectos diferentes. Básicamente estoy a cargo del equipo. Se trata de poner todo junto desde el lado de ingeniería, las operaciones, los mecánicos. Unir todo y lograr el mejor resultado de parte de todos”.

Los fines de semana de carrera de la Fórmula E pueden ser muy desgastantes mentalmente para todos los involucrados, y en el caso de Lindesay no todo termina cuando se baja la bandera a cuadros. “Sales del hotel a las 5 de la mañana y regresas a medianoche, por lo que es un día muy largo. Y sí, necesitas relajarte. Para mí personalmente sigue siendo bastante estresante hasta que volvemos, porque incluso cuando volvemos necesitas analizar el evento e informar a tu equipo en casa qué sucedió. Creo que recién dos días después intento montarme a la bicicleta, me gusta el ciclismo. Eso me despeja la mente, es como me gusta relajarme”, reveló el neozelandés.

Consultado sobre cuál es su ciudad preferida entre las que ha visitado con la Fórmula E, Lindesay destaca una que se metió en su corazón: “Tengo que decir que Santiago de Chile fue una ciudad muy agradable para nuestro equipo. Disfrutamos mucho allí y espero volver pronto”. Por último, el jefe del equipo Porsche explicó por qué la Fórmula E es tan importante para la marca con sede en Stuttgart. “Es el siguiente paso para nosotros, es el siguiente capítulo en el motor".

"Venimos de los motores a combustión, luego pasamos a la era híbrida y ahora nos movimos a coches completamente eléctricos. También es un puente en la transferencia de tecnología entre los coches de calle y lo que hacemos en la pista y usar esa información, compartirla bajo un mismo techo, que es una verdadera ventaja para Porsche, y que los coches del futuro sean un mejor producto”.