AMR Pro, el nuevo Hypercar de Aston Martin desarrollado junto a Red Bull

Tanto por sus asombrosos diseños como por sus desorbitantes costes, los hypercar son a menudo considerados coches de otro mundo. El Aston Martin Valkyrie es uno de ellos, y más aún el nuevo Aston Martin Valkyrie AMR Pro de 1.015 CV. Primero vino el Aston Martin Valkyrie, el revolucionario hypercar de carretera de Aston Martin, diseñado junto con Adrian Newey, director técnico de Red Bull, quien trabajó en este proyecto junto al brazo externo de soluciones de vehículos de alto rendimiento del equipo, Red Bull Advanced Technologies.

AMR Pro

Luego llegó el AMR Pro, el gemelo sin restricciones de pista de Aston Martin. Aunque nació de un concepto de diseño inicial entre Newey, Aston Martin y la firma de ingeniería Multimatic, que estaba destinado a competir en las 24 Horas de Le Mans. El AMR Pro es una evolución no pensada para la competencia, sino hecha para la máxima potencia y rendimiento. En palabras de Adrian Newey: "El AMR Pro es un AMR con esteroides. Una vez que nació el Aston Martin Valkyrie, decidimos convertirlo en un coche de carreras para competir por la victoria general en las 24 horas de Le Mans", declaró.

"Hubo varias áreas a considerar, como el reposicionamiento del motor y la caja de cambios, así como alargar la base del volante y optimizar la aerodinámica. El proyecto fue enormemente satisfactorio y estuvo bastante avanzado antes de que el programa se redujera, pero el diseño mecánico del automóvil sigue vivo como el AMR Pro", contó Newey. "Su rendimiento está en un nivel muy alto, mucho más alto que cualquier otro coche anterior pensado sólo para pista, e incluye mucho más rendimiento que un monoplaza actual de primera clase. Será tremendamente emocionante ver al coche en la pista mostrando su verdadero potencial", dijo orgulloso el diseñador.

No sujeto a ninguna reglamentación, el AMR Pro se desarrolló sin límites. El resultado se acerca al rendimiento de un F1 actual, ya que han logrado hacer caber su impresionante potencia en una máquina mas delgada, mas cerca del piso, más liviana y más ancha en la pista de carreras. Christian Horner, CEO de Red Bull y Red Bull Advanced Technologies, se expresó al respecto: “El Aston Martin Valkyrie es un espectáculo para la vista. De principio a fin ha sido increíble ver a Adrian y el equipo de Red Bull Advanced Technologies traspasar los límites con Aston Martin y llevar los estándares de excelencia en ingeniería de la Fórmula Uno a la industria automotriz".

"En el AMR Pro, podemos ver una nueva evolución del trabajo que se llevó a cabo desde el Aston Martin Valkyrie para la entrada inicial de las 24 horas de Le Mans, y sólo lo que es posible técnicamente cuando no estás jugando bajo ninguna regla", concluyó Horner.