Laurent Mekies echa falta comunicación directa con la FIA: "Es mejor sentarnos todos juntos y trabajar con la FIA"

La nueva normativa de ralentizar los pitstop que entrará en vigor el próximo GP de Hungría ha provocado opiniones de todo tipo en el seno de los equipos. A partir del próximo GP de Hungría los equipos tendrán que dejar un margen de tiempo cuando se introduzcan las ruedas hasta que se baje al coche de los gatos, y otro margen de tiempo hasta que se de la señal de marcha.  En el equipo Ferrari esta nueva medida les ha pillado por sorpresa, como así afirmaba ante los medios Laurent Mekies, director deportivo de Ferrari:Ciertamente es un poco inesperado”.

Mekies comenta que la decisión de que la FIA emita un comunicado es la más efectiva pero no la más idónea, ya que considera que lo adecuado es celebrar una reunión con todos los directivos de los equipos y que se pueda analizar mejor la situación. "Sin discutir las circunstancias, creo que es mejor seguir adelante si tenemos la oportunidad de sentarnos todos juntos y trabajar estas cosas con la FIA y con el equipo, en lugar de ser sorprendidos en medio de la temporada con un comunicado técnico. En última instancia, entendemos por qué es, pero probablemente sería bueno sentarse y ver lo que es primero".

El equipo más perjudicado con la entrada de esta nueva medida es el Red Bull. Los austriacos son los más rápidos a la hora de cambiar ruedas y si echamos un vistazo a los cinco pitstop más rápidos de la historia, los de Milton Keynes acaparan 4 de 5 en esos récords. Su team principal, Christian Horner no ha tardado en criticar esta medida y especula con una posible maniobra política de su rival más directo, el equipo Mercedes: "Si no te pueden ganar, obviamente lo más lógico es que tus competidores intenten frenarte y eso es lo que obviamente está pasando aquí".

Por su parte, Toto Wolff no ha tardado en echar balones fuera a las declaraciones de Horner alegando que esta nueva medida fue consultada con la FIA para mejorar la seguridad dentro del pitlane: "Preguntamos a la FIA sobre un mecanismo de seguridad, que está relacionado con un sistema que estábamos utilizando, y si se podía optimizar", dijo Wolff. "Eso ocurrió, yo diría que hace tres o cuatro semanas. Era una cuestión tecnológica. ¿Y eso desencadenó algo más? Tal vez. No lo sé. Pero esta es la pregunta que nos hemos hecho".

Quién sabe si la última palabra está dicha con respecto a este tema, todo puede cambiar hasta el GP de Hungría y no sería la primera vez que la FIA da un paso atrás o recula tras anunciar una nueva medida.