Verstappen sobre Pirelli: "No pueden culpar a los equipos de F1 por los fallos en los neumáticos"

Tras el hecho de que Max Verstappen y Lance Stroll tuvieran que abandonar la pasada carrera de Bakú tras sufrir violentos pinchazos, Pirelli dijo que el problema estaba "relacionado con las condiciones de funcionamiento del neumático", a pesar de que “se han seguido los parámetros iniciales prescritos (presión mínima y temperatura máxima de la manta)” en cada equipo. Ambos pilotos vieron como sus neumáticos traseros izquierdos se soltaban y terminaron en sendos violentos golpes contra el muro, pues mientras los pinchazos en las gomas delanteras dejan cierto margen de maniobra, los de la trasera, y más si ocurren en curva, dejan al piloto totalmente vendido.

Max Verstappen

En el caso de Max fue en plena recta, a mas de 300 km/h. Todo esto sugirió que los neumáticos pueden haber estado funcionando por debajo de las presiones mínimas obligatorias cuando estaban en la pista, aunque tanto Red Bull como Aston Martin insistieron en declaraciones separadas a raíz de la investigación de Pirelli en que "no hubo fallos en el coche", que contribuyeran a los problemas. En la rueda de prensa previa al GP de Francia de este fin de semana en Paul Ricard, Verstappen se expresó sobre el tema y defendió las acciones de su equipo. "Lo único que puedo decir es que, de nuestro lado, creo que el equipo hizo todo como debería haberlo hecho", dijo. Mostrando su disconformidad con la explicación "vaga" de Pirelli sobre los fallos de los neumáticos en Bakú.

"Para mí fue un poco vago lo que salió de la investigación", continúo. “Por supuesto, explicaron que no tienen herramientas de medición durante la carrera, pero les dimos la presión de los neumáticos y estaban dentro de los límites que establecieron", analizó Max. "Si esos límites no son correctos, no hay nada que podamos hacer al respecto, simplemente seguimos lo que es posible dentro de las reglas. Pero dicen que no tenían las medidas correctas, pero se las dimos después de la carrera y se demostró que no hicimos nada malo allí. Entonces, no pueden echarnos la culpa. Creo que tienen que mirarse a sí mismos.“ concluyó.

"Y estamos aquí, felices de ayudar, por supuesto, con todo", agregó pacíficamente. “Ya subieron la presión del viernes al sábado en Bakú, así que eso seguro significa algo", analizó. "Quizás no fue suficiente. Aumentaremos las presiones aquí, seguro, y espero que eso alcance". Por último, para acabar con dicha polémica Max ha querido poner fin a esto diciendo lo siguiente: "Pirelli debería simplemente hablar, sería un poco más fácil de entender (si eso sucediera) y creo que la explicación que obtuvimos hasta ahora no fue suficiente porque el equipo no hizo nada malo", se defendió Verstappen, quien sabe que otro evento así en el futuro puede costarle la posibilidad de ser campeón del mundo.

Max Verstappen
Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.