De castillo a castillo: el último viaje de Red Bull

El equipo de la marca de bebidas energéticas ha grabado un nuevo road trip que les ha llevado desde Praga a Bratislava, incluido un truco jamás visto: una carrera entre un F1 y un avión... ¡haciendo un invertido! Red Bull, a través de su marca, se ha dedicado a promocionar deportes extremos desde hace varios años. Todo esto ha servido de grandes demostraciones publicitarias, en muchas de ellas, con la Fórmula 1 como escaparate. Uno de sus grandes coches protagonistas siempre ha sido el dominador Red Bull RB7 de 2011.

El viaje llevó al RB7 a Bratislava, empezando desde la ciudad de Praga

En una de sus últimas grabaciones, la marca austríaca ha desempolvado el RB7 para un increíble viaje. El Red Bull ha viajado desde Chequia hasta Eslovaquia, y todo ha quedado inmortalizado en un corto llamado Castle To Castle. Sin embargo, este viaje terminó con un truco final nunca antes visto. Si bien los duelos entre aviones y coches se han visto en el pasado, Red Bull ha intentado llevarlo un paso más allá. En esta ocasión, mientras ambos pilotos estaban domando su máquina, el avión estaría en una posición de invertido: es decir, cabeza abajo.

Martin Šonka, campeón de la Red Bull Air Race en el año 2018, fue el encargado junto a David Coulthard de realizar esta impresionante maniobra. De acuerdo con Martin, esta carrera era más compleja de lo que Coulthard y él podían imaginar. "Tenemos una visión muy limitada desde nuestras cabinas, para que pueda volar a tan baja altura y en invertido tengo que mirar hacia adelante para poder controlar la altura del avión. El piloto de Fórmula 1 también necesita mirar al frente, pero por las restricciones al cuello y la cabeza no puede mirar hacia arriba".

"Lo pudimos solucionar colocando un pequeño espejo delante de él, así podía mirarme a mí y al frente. Fue increíble volar en esa formación. Además, soy un gran aficionado a la Fórmula 1, así que poder ver el coche tan cerca desde la cabina de mi avión fue algo muy especial", afirmó el checo. "Lo mejor de esta grabación es que es real", afirmó Coulthard. "Cuando el avión está solo a unos pocos metros del RB7 e invertido, es totalmente real, es la habilidad de Martin. Es un profesional a su máximo nivel", alabó el expiloto escocés.

'Castle to Castle' es el último de los viajes que ha realizado Red Bull Racing Honda con sus coches. Anteriormente, la marca de bebidas ha realizado otros viajes, como el que cruzó Estados Unidos de punta a punta. Durante la celebración del Gran Premio de Turquía del año pasado también les vimos acelerar a fondo a través del Puente de los Mártires del 15 de Julio de Estambul. En esta última grabación, el RB7 domado por Coulthard parte desde el castillo de Praga y llega hasta el aeródromo de Proprad. Entre medias, pudimos ver los paisajes de la región de Moravia y la capital de Eslovaquia, Bratislava.

"He disfrutado mucho de la oportunidad de mostrar un Fórmula 1 a través de distintos países y aquí, en Chequia y Eslovaquia, pude ver grandes paisajes de las montañas. Ha sido increíble y 'Castle to Castle' ha sido como un viaje de descubrimiento para mí, además de demostrar qué puede hacer un coche de Fórmula 1 fuera de pista", afirmó Coulthard.