Nick Fry revela que Fernando Alonso pudo haber pilotado para Brawn en 2009

El por entonces Jefe Ejecutivo de Brawn Grand Prix, Nick Fry, ha revelado que Fernando Alonso tuvo una oferta firme de Honda de cara a la temporada 2009. Fernando Alonso fue un sueño para Honda. Desde que abandonó McLaren en 2007 hasta su adiós a la Fórmula 1 a finales de 2008, los japoneses intentaron atraer al bicampeón del mundo. Un sueño que se hizo realidad en 2015, cuando los de Sakura se unieron a McLaren y ficharon al asturiano. Sin embargo, bien pudo haber sido mucho antes.

Jenson Button ganó su único mundial a manos del Brawn BGP 001. Autor: Cord Rodefeld

Nick Fry, el entonces Director Ejecutivo de Honda y Brawn Grand Prix, ha confirmado lo que fue un secreto a voces a finales de los años 2000: Alonso tuvo una oferta firme de Honda y la rechazó. "Fernando Alonso debería haber pilotado para mí y Ross Brawn en 2009. Si lo hubiera hecho, ahora tendría cuatro títulos mundiales. Fernando Alonso puede ser uno de los grandes talentos perdidos. Si hubiera tomado mejores decisiones, lo habría hecho mejor", afirmó en un evento de negocios en España.

Este no ha sido el primer guiño público que ha tenido un dirigente de Honda o Brawn GP a la situación de Alonso en aquella época. En 2008, el propio Ross Brawn habló del talento del asturiano y su deseo de tenerlo en nómina. "Creo que es el mejor piloto en la Fórmula 1 por su balance entre experiencia y habilidad. Hay tres pilotos muy rápidos que se han establecido en la F1 hasta ahora. Está Lewis Hamilton, está Kimi Räikkönen y está Fernando. Si miras a esos tres pilotos desde nuestra posición como equipo, donde estamos en mitad de un proceso de reconstrucción, entonces está claro que necesitas un piloto con una gran capacidad de desarrollo, experiencia y velocidad. Y Fernando tiene todo eso", elogió el actual Director Deportivo de la Fórmula 1.

¿Y quién puede culparle?

Si bien es cierto que Honda tenía al genio de Ross Brawn detrás, el equipo nipón tuvo un 2007 y un 2008 desastrosos. 20 puntos y un podio fue la cosecha que tuvieron los japoneses en esas dos temporadas, pese a tener a Jenson Button y Rubens Barrichello a los mandos de los RA107 y RA108. Además, después del abandono de Honda, la incertidumbre que rodeó al equipo no prometía una buena situación para cualquiera que pudiese ocupar la butaca de sus monoplazas.

Sin embargo, Brawn GP arrasó. Ocho victorias de diecisiete carreras en su única temporada. Después, Ross Brawn vendió el equipo a... Mercedes. Y los alemanes, como hemos comprobado en los últimos años, impusieron un dominio aún mayor. Por su parte, Fernando Alonso persiguió su tercer campeonato sin descanso desde entonces. Primero en Renault, donde no llegó a tener un monoplaza a la altura, y después en Ferrari, equipo con el que logró pelear el Mundial hasta el final en dos temporadas, pero sin éxito.

En 2015, finalmente, Honda y Alonso unieron sus caminos en McLaren, donde estuvieron luchando por las últimas posiciones. Finalmente, el asturiano volvió a la Fórmula 1 esta temporada con Alpine.

Comparte este artículo:

¡Buscamos redactores!

¿Te gustaría escribir con nosotros y ser parte de este equipo que cada día va a más? Si quieres más información, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.