Meterse en la Q3 podría complicar la estrategia de los equipos mañana

Las elevadas temperaturas que parece que tendremos mañana en carrera pueden provocar un auténtico baile en boxes. Pirelli se prepara ello y cree que los que salgan por detrás de los diez primeros pueden jugar una baza muy importante en la estrategia para adelantar puestos arriba. Todos tendrán que vigilar mañana el estado de los neumáticos para llegar al final de la carrera con opciones.

Pirelli

Mario Isola, responsable de Pirelli en la Fórmula 1, así lo ha dicho al final de la clasificación: "Esta ha sido, sin duda, una de las sesiones de clasificación más interrumpidas e imprevisibles que recordamos. Los pilotos han utilizado generalmente el neumático blando durante toda la sesión, ya que con los márgenes tan ajustados en esta vuelta larga, era la opción más segura para pasar a la Q2: especialmente con el gran riesgo de interrupciones".

"Esto significa que todos los 10 primeros saldrán con el blando mañana, lo que probablemente los encierre en una estrategia de una parada con el blando y el duro, también porque se esperan altas temperaturas en la pista de nuevo para el gran premio. Los que estén por detrás del top 10 podrían ver una ventaja en empezar con un compuesto más duro para correr un primer stint más largo y ganar posición en pista o tener más flexibilidad en las paradas en boxes", añadió el italiano.

Por último, Mario Isola se ha mostrado contento por la increíble igualdad de los coches este año: "Como ya hemos visto en una agitada clasificación, esta es una pista en la que puede pasar absolutamente de todo. Cuatro equipos diferentes en los cuatro primeros puestos de la parrilla subrayan la reñida competición en este espectacular circuito urbano. En un momento dado tuvimos coches separados por apenas milésimas de segundo tras una vuelta de seis kilómetros. Enhorabuena a Ferrari y a Charles Leclerc por su segunda pole consecutiva".