Alfa Romeo confía en lo impredecible de Bakú para salvar un mal sábado

No ha sido el mejor día para Alfa Romeo hoy. Los italianos han visto como Giovinazzi protagonizaba una de las banderas rojas del día, en Q1, y mañana saldrá desde la última posición. Kimi Räikkönen, por su parte, pudo meterse en Q2 pero una vez allí tan solo pudo batir a George Russell, por dos décimas. Mañana, los hombres de Alfa Romeo esperan mantenerse fuera de los problemas para conseguir llegar hasta los puntos en una carrera que se presume movida.

Kimi Räikkönen

"Hemos hecho un buen tiempo a pesar de que sólo nos quedaban neumáticos usados después de todas las banderas rojas de la Q1, y podríamos haber conseguido incluso más sin la bandera roja del final de la Q2. Estábamos en una buena vuelta y habríamos tenido un rebufo, y creo que podríamos haber pasado a la Q3. Ha sido una clasificación difícil con todas las paradas, pero vamos a ver qué podemos hacer. Parecíamos ser más y más rápidos con cada vuelta, el coche se sentía mejor que en cualquier otro momento del fin de semana, así que parece que vamos en la dirección correcta. Por supuesto, todavía hay cosas que tenemos que mejorar, pero las sensaciones en la clasificación son cada vez mejores. Mañana puede pasar cualquier cosa: tenemos que mantenernos al margen de cualquier problema en la salida y ver qué podemos sacar de esta carrera".

Antonio Giovinazzi

"Es decepcionante cometer un error como este cuando parecíamos fuertes. Me he quedado bloqueado en medio de la curva y, cuando eso ocurre en una curva así, es muy difícil recuperarse. Pido disculpas al equipo, ya que teníamos la capacidad de hacer un buen resultado hoy. Al menos, esto no es Mónaco y todavía podemos recuperarnos y hacer una buena carrera, especialmente si nuestro ritmo es como el de hoy. Teníamos la velocidad para entrar en la Q2 y posiblemente incluso en la Q3, así que no nos rendiremos. Todo es posible aquí en Bakú y estaremos preparados para aprovechar la oportunidad".