Pocas sorpresas con los neumáticos en el primer día en Bakú

Pirelli no ha reportado grandes sorpresas en el día de hoy, tras la disputa de los primeros entrenamientos libres en el circuito callejero de Bakú. Con la pista todavía sucia, los equipos tendrán que trabajar a fondo hoy para extraer unos datos que, posiblemente, mañana no sean reales si la pista sigue mejorando. Por lo tanto, tendrán que estar abiertos a la mejora del asfalto.

Bakú

Mario Isola ha hablado al final de los libres 2 sobre lo que ha supuesto el día para ellos: "Como era de esperar, hemos tenido una pista resbaladiza al principio del día, con una evolución de la pista bastante rápida. Fue un día caluroso en Bakú, con temperaturas del asfalto superiores a los 50 grados centígrados, pero eso no cuenta toda la historia, ya que hay tanta luz y sombra en este circuito urbano que la temperatura de la pista en realidad puede ser muy variada, dando lugar a niveles de agarre cambiantes. Acostumbrarse a ello, así como equilibrar el agarre entre los ejes delantero y trasero y averiguar qué compuesto (blando o medio) será la opción óptima para empezar la carrera han sido los principales trabajos de hoy, a lo largo de unos exigentes entrenamientos libres en los que también han influido las banderas amarillas y rojas".

"No es una pista fácil de dominar y la superficie aún está evolucionando, por lo que los equipos tienen mucho que analizar antes de la clasificación, ya que hasta ahora sólo se ha visto un poco de graining en los compuestos más blandos con estas altas temperaturas. Como es la primera vez que estamos aquí con los neumáticos más blandos de la gama, las diferencias de rendimiento son en gran medida una estimación, pero los tres compuestos van a desempeñar un papel importante", añadió el italiano para finalizar.