Charles Leclerc estrenará caja de cambios en el Gran Premio de Azerbaiyán

El piloto monegasco podrá poner una caja de cambios nueva después de no haber podido salir en el Gran Premio de Mónaco. En Mónaco no, pero en Azerbaiyán sí. Ese es el plan que tiene Ferrari para la caja de cambios del coche de Charles Leclerc. Después de haber decidido no sustituirla durante el fin de semana en Montecarlo, la situación ha cambiado de cara a Bakú. El motivo del cambio de parecer de los italianos es lógico. Mientras la sustitución en Mónaco hubiera costado cinco posiciones, al no haber terminado la carrera, en Azerbaiyán no tendrá ninguna penalización como resultado.

El accidente sufrido durante la sesión de clasificación no dañó la caja de cambios, pero puede cambiarla en Bakú al no haber terminado la carrera.

Así lo pone en el reglamento, que obliga a los equipos a mantener la caja de cambios durante seis Grandes Premios consecutivos. La única excepción de la norma viene en caso de un abandono. En esas condiciones, la FIA autoriza a sustituir la caja de cambios antes de lo previsto en el siguiente Gran Premio. Es por eso por lo que, si bien en los exámenes que hizo Ferrari antes de la carrera el cambio se mostró en perfecto estado, han preferido no arriesgarse a sufrir más problemas.

Charles Leclerc, después de lograr la 'pole position', terminó contra las barreras la Q3, aunque mantuvo su primera posición. Sin embargo, los daños en el palier no permitieron al monegasco salir a parrilla, dejando vacía su primera pole en casi dos años. Así, Leclerc continuó con su maldición en Mónaco, donde nunca ha conseguido terminar una carrera. Leclerc llegará al Gran Premio de Azerbaiyán en la sexta posición del campeonato, con 40 puntos en su casillero. Ferrari está en el cuarto puesto, con 78 unidades y solo a dos del tercer lugar, ocupado por McLaren.