La FIA revisó el accidente de Charles Leclerc por posible juego sucio

El director de carrera de la FIA, Michael Masi ha confirmado que el accidente de clasificación del Gran Premio de Mónaco de Charles Leclerc fue revisado por posible juego sucio. El sábado corrieron rumores de que Leclerc había chocado deliberadamente contra las protecciones en los últimos minutos de la Q3. Algo que le hizo conseguir la pole, pero que le salió muy caro a posteriori. Con lo de Michael Schumacher en La Rascasse en 2006, y lo de Nico Rosberg Mirabeau en 2014 como precedentes, el máximo organismo de la F1 miró de inmediato el accidente de Charles Leclerc.

Accidente Charles

Cuando se le preguntó si la FIA había investigado el accidente de Leclerc, Masi dijo lo siguiente: “El incidente se analizó de inmediato en el control de carrera y nos quedó bastante claro que se trataba de un error en la primera parte en la curva 15. Así que después de haber analizado los datos y también haber escuchado la comunicación del equipo, no creo que ningún conductor salga a dañar gravemente su coche en ese grado en ninguna circunstancia debido a las consecuencias que pueden surgir de eso".

Leclerc tocó con las barreras al salir de la curva 15, rompiendo la horquilla delantera derecha que lo clavó en una barandilla posterior y dañó significativamente el SF21. A pesar de esto, y tras un análisis exhaustivo de la escudería italiana todo hacía indicar que el piloto monegasco podría salir desde esa pole que consiguió el sábado. Sin embargo, su carrera terminó en la vuelta de reconocimiento a la parrilla debido a un fallo en el eje de transmisión izquierdo. El director del equipo, Mattia Binotto, se esforzó en señalar después de la carrera que la caja de cambios no tenía la culpa, descartando las sospechas tras la radio de Leclerc.

El daño estaba en el lado contrario al del accidente. Sobre esto, Mattia Binotto afirmó: "Fue un fallo en el eje de transmisión izquierdo, algo que debemos analizar cuidadosamente, pero no estaba relacionado con la caja de cambios. Si hubiéramos cambiado la caja de cambios, esas partes todavía estarían en el auto porque no estaban dañadas por el accidente y no habríamos podido correr igual. Por nuestra parte, tenemos que entender qué pasó, por qué pasó y más que eso si pudiéramos haberlo detectado en el parque cerrado. Es más importante entender por qué no detectamos un problema con el coche".