En aire sucio | Conclusiones del Gran Premio de Mónaco 2021

En Aire Sucio, por David Aragón

El domingo tuvimos Gran Premio de Mónaco. Emocionante, trepidante, vibrante, impresionante, apasionante, alucinante... Estos no son adjetivos que podamos darle a la carrera del domingo. Más bien podríamos hablar de aburrimiento máximo y sopor a la hora de la siesta. Posiblemente, la carrera de Fórmula 1 más aburrida en años.

Tan solo la parada en boxes dio algo de pimienta a la carrera, pero una vez pasada la parada fue soporífero. La Fórmula 1 no se puede permitir que su carrera más icónica sea un peñazo equiparable a una carrera de caracoles. Es una devaluación del campeonato terrible si tenemos en cuenta que los gestores del campeonato están buscando formas nuevas de atraer espectadores.

Red Bull

Hay quienes apuntan a una degradación inesperada de los Pirelli como causa de la falta de adelantamientos, que hizo que ninguno se atreviera a empujar a sus rivales. Otros indican que el circuito que conocemos desde hace años y años debe cambiar, para adaptarlos a los coches actuales. Otros, confían en las reglas del 2022 para que sea más fácil adelantar. Alternativas no faltan, pero algo hay que hacer.

También estaría bien que los pilotos pusieran de su parte. Da la sensación de que los pilotos han interiorizado mucho el mensaje de que en Mónaco no se puede adelantar y no era una opción en sus cabezas lanzar un ataque. Os juro que yo he visto adelantamientos en Mónaco.

Fuera de esto, destacar que Ferrari sigue siendo Ferrari. Solo los italianos podían tirar a la basura una victoria clara por no revisar un coche del que tuvieron que cambiar media parte delantera. Les falto la otra parte, dónde estaba el problema. Fallo de cálculo inadmisible de un equipo de la talla de la Scuderia y, sobre todo, ante una pole que era media victoria.

Carlos Sainz salvó el día para la Scuderia, con un segundo puesto fácil gracias a una tuerca roma en el coche de Bottas. Todo le pasa al finlandés, dicho sea de paso. Sainz demostró que es un piloto de primera línea y que no va a Ferrari a ser el escudero de Leclerc, sino a ponerle las cosas difíciles.

Bakú nos espera. Otro circuito urbano, pero dónde veremos mucha más acción. Suele ser una buena carrera, así que no nos hagamos mucha sangre por Mónaco y olvidemos esta carrera inolvidablemente aburrida.