Toto Wolff y el alerón trasero de Red Bull: "Es una situación complicada y pueden pasar semanas antes de que obtengamos un resultado"

Llegamos al quinto fin de semana oficial de la F1, y ya hemos tenido el primer día de acción en pista. Pues bien entre el hueco de los libres 1 y libres 2, hemos tenido la rueda de prensa de los jueves del Gran Premio de Mónaco donde varios jefes de equipo han mostrado sus sensaciones de cara a este fin de semana, junto con sus puntos de vista sobre otros asuntos. En el caso de Toto Wolff, el actual team principal de Mercedes ha hablado sobre la polémica con el alerón trasero del Red Bull y su revisión en Francia.

Toto Wolff

"Retrasar las partes del Red Bull por cualquier motivo nos deja en un vacío legal y deja la puerta abierta a las protestas. No solo somos nosotros, sino que probablemente sean otros dos equipos los más afectados, tal vez más, y obviamente una protesta podría terminar en la Corte Internacional de Apelaciones. Es una situación complicada y pueden pasar semanas antes de que obtengamos un resultado. Y no deberíamos haber terminado en esta situación si tenemos cuatro semanas hasta Bakú, siendo la carrera más relevante en el calendario sobre este asunto”.

Por otro lado, Toto reconoce que lo mas lógico hubiera sido investigar el alerón trasero del Red Bull durante el GP de Azerbaiyán. “Está claro que si tienes una carrera consecutiva, tal vez incluso dos semanas sea demasiado corto para que todos se adapten, pero tenemos cuatro semanas para Bakú. Es incomprensible que en cuatro semanas no se pueda endurecer el alerón trasero para la pista que es probablemente la más efectiva para los alerones traseros flexibles”.

“Eso nos deja en tierra de nadie, porque la directiva técnica dice que el movimiento de algunos alerones traseros ha sido juzgado como excesivo. Entonces, los equipos que dirigen este tipo de ala son propensos a ser protestados, y probablemente esto vaya a ir al ICA, y nadie necesita esta situación complicada". Para acabar, Wolff confirma que Mercedes pueda poner un alerón al estilo de Red Bull en Bakú.

"Tendremos que modificar nuestro ala. Necesitamos suavizarlo. Nuestra ala es extremadamente rígida cumpliendo con el famoso artículo 3.8 que exige permanecer inmóvil. La nueva prueba que se ha introducido es una solución a medias, que nos está dando una oportunidad. Así que todo se puede suavizar y doblar más en el futuro".