Spa pretende celebrar un Gran Premio con las gradas llenas mientras las dudas viajan a Holanda

Los organizadores del Gran Premio de Bélgica de esta temporada se llevan el premio a los más optimistas, por lo menos, del mes. Los belgas quieren celebrar su Gran Premio con público en las gradas, pero no con aforo limitado, sino con las gradas al 100% de su capacidad. Eso sí, supeditan su objetivo al ritmo de vacunación en el país del chocolate.

Foto de archivo de Spa-Francorchamps

Sobre el ritmo de vacunación y el verano ha hablado recientemente el primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo: "El comité ha podido establecer un amplio plan de verano basado en dos pilares. El primero es la vacunación, que va muy bien, y el segundo es la situación en cuidados intensivos".

Ya en el Gran Premio de España hubo público en las gradas, con 1.000 abonados elegidos de forma aleatoria por el circuito que pudieron ver una carrera de nuevo en Montmeló. Sin embargo, el optimismo del circuito belga contrasta con la preocupación del circuito vecino en Holanda, Zandvoort, que no descarta cancelar la carrera si no puede ir gente. Hay que recordar que en los últimos años con público, la marea naranja que arrastraba Verstappen coloreaban las gradas de Spa.

El director del circuito de Zandvoort, Robert van Overdijk, ha hablado sobre la situación actual de la carrera, en declaraciones al medio holandés Noordhollands Dagblad: "Queremos un evento con las gradas llenas. Obviamente, no podemos mirar el futuro en una bola de cristal, pero afortunadamente, ahora estamos entrando en una fase más positiva. Cada vez hay más gente vacunada".

Sin embargo, los medios locales hablan de una posible cancelación de la carrera ya que sin público en las gradas sería inviable económicamente. Parece complicado que haya una asistencia masiva ya que, por ejemplo, la liga de fútbol holandesa terminará esta temporada sin público en las gradas.