En aire sucio | Conclusiones del GP de España 2021

En Aire Sucio, por David Aragón

El Gran Premio de España nos volvió a dejar un sabor más agrio que dulce a los propios españoles. Por un lado orgullo de que una de las carreras del Mundial de Fórmula 1 lleve nuestra bandera y, por otro lado, cierta desazón al comprobar que, de nuevo, el Gran Premio de España será una de las peores carreras de este año. Que ya lo tenemos asimilado, sí, pero siempre guardamos la esperanza de que nuestro Gran Premio salga a final de año en las encuestas como mejor carrera... y no como peor carrera.

El Gran Premio de España se daba en abierto este año, por Telecinco como en los viejos tiempos y con Gonzalo Serrano, como en los viejos tiempos. La oferta era atractiva: Fernando Alonso volvía a Montmeló tras su regreso a la Fórmula 1 y Carlos Sainz se presentaba en su primera carrera en España como piloto de Ferrari. Oportunidad única para atraer a curiosos al campeonato, pero nada fue bien. Difícil atraer a gente a un deporte que, según la carrera de este fin de semana, parece una procesión de coches.

Un pobre espectáculo se hubiese solucionado con un buen resultado de los pilotos españoles, pero no fue el caso. Carlos Sainz terminó 7º y Fernando Alonso 17º. Mal resultado, sobre todo teniendo en cuenta que sus coches les permitían terminar más arriba de dónde lo hicieron.

Alpine falló el sábado con Alonso y volvió a fallar el domingo con su estrategia, lo que dejó a Fernando en un triste 17º puesto, solo por delante de los Haas. Decir que Alpine falló con Alonso no es poner una excusa a su mal rendimiento, es decir una realidad bastante obvia. El sábado lo sacaron fuera de tiempo a dar su vuelta de Q3 y tuvo que dar su vuelta rápida con los neumáticos fríos y ayer lo dejaron en pista con neumáticos moribundos hasta que fue un caramelito para los rivales de su entorno. Dicho esto, sí, Alonso debe mejorar, que es algo que él ya mismo dice. Pero obviar las circunstancias alrededor del asturiano no nos hace más objetivos, sino más cabezones, empeñados en hacer hincapié en que Alonso no está fino.

Carlos Sainz también debe mejorar, claro está. El madrileño tiene un Ferrari listo para ser el tercer coche y, de momento, sucumbe los domingos antes Leclerc. También hay que tener en cuenta las circunstancias, como por ejemplo que el monegasco estuvo en aire limpio toda la carrera y Carlos no, con el consiguiente desgaste de neumáticos en el coche del español. Carlos ha empezado bien el campeonato, pero ahora debe dar el siguiente paso. Y conociendo la fortaleza mental de Sainz, seguro que lo dará en las próximas carreras.

DAZN F1

No nos fue bien a los españoles en nuestro Gran Premio, ni por el lado de los pilotos nacionales ni por el lado del espectáculo. Pero, oye, que la siguiente carrera es Mónaco, tampoco nos pongamos puntillosos con nuestra carrera local que no es la única carrera mala del año. Y si alguien os dice aquello de que la Fórmula 1 es muy aburrida, recordadle lo divertido que suelen ser el 90% de los partidos de fútbol. Nos vemos en Mónaco, amantes de la Fórmula 1.