Mitch Evans, tras perder la victoria en el final en Mónaco: "No pude hacer más"

Mitch Evans se mostró decepcionado por perder la victoria en el E-Prix de Mónaco en la última vuelta, aunque valoró de todos modos su tercera posición final. Evans logró adelantar a Robin Frijns y Antonio Félix da Costa en su segundo momento de Modo Ataque para tomar la primera posición y había conseguido una diferencia de un segundo sobre sus perseguidores cuando ingresó el coche de seguridad para retirar el monoplaza de René Rast. Cuando la carrera se reanudó con menos de seis minutos y una vuelta adicional por delante, Evans se encontró con una desventaja de energía del 1% con respecto a sus rivales y tuvo que defenderse para conservar su posición.

Mitch Evans

En la última vuelta, da Costa atacó a Evans por el exterior de la chicana Nouvelle y pudo adelantar al piloto de Jaguar para volver a ser el líder y dirigirse a ganar la carrera. Evans, en tanto, tuvo que centrar inmediatamente su atención en Frijns, quien lo terminó venciendo por apenas 24 milésimas de segundo. “Sabía que Da Costa me tenía realmente pero esperaba hacerlo perder lo antes posible. No pude igualar la energía, así que la última vuelta fue lo que fue. No pude hacer más, para ser sincero”, comentó Evans.

“La primera parte de la carrera me complicó más pero igual logramos un podio. Son buenos puntos pero cuando estás liderando la última vuelta y falta media vuelta y no ganas, duele”. Evans había logrado dos muy buenas maniobras de adelantamiento, en especial sobre Da Costa en uno de los sectores del circuito de Mónaco donde tradicionalmente es casi imposible superar a otro piloto. “Sí, fue una buena maniobra. Adelanté a Robin en la curva anterior y la diferencia de potencia entre el modo ataque y 200 kw/h, la potencia normal en carrera, era enorme".

"En especial en la subida. Así que estaba realmente alcanzando a Antonio. Fue una movida arriesgada que me llevó al liderazgo pero desafortunadamente esas dos maniobras me llevaron por encima del límite de energía”, explicó el piloto de Nueva Zelanda.