Patricio O'Ward consigue su primer triunfo en la IndyCar y probará un McLaren en Abu Dabi

A pocos días de cumplir 22 años, el joven piloto mexicano de la IndyCar, Patricio O’Ward ha recibido su regalo de cumpleaños por adelantado tras conseguir su primer triunfo de este fin de semana sobre el ovalo del Texas Motor Speedway. Desde aquél triunfo en Fontana de 2004 de Adrián Fernández, que no se veía un mexicano ganar en la IndyCar. La ciudad de Texas se ha convertido en testigo del futuro prometedor del regiomontano, yendo de la mano del equipo McLaren, a casi un año de haber consolidado su relación y habiendo quedado en cuarto lugar en la temporada 2020.

Patricio O'Ward

El objetivo de O'Ward es claro, ser un adversario a vencer por el campeonato, ahora más que nunca tras una promesa hecha por el mismo CEO de McLaren, Zak Brown, quien de viva voz ha prometido al mexicano que, si consiguiera ganar al menos una carrera dentro de la categoría durante la temporada 2021, tendría la oportunidad de conducir un monoplaza de McLaren de Fórmula 1, por lo que veremos Pato subido en un monoplaza de la máxima categoría del automovilismo.

Como buen hombre de palabra, desde su cuenta de Twitter, Zak Brown ha sido claro que cumplirá la promesa que acordó con O’Ward, dando por sentado que veremos al mexicano rodando en un monoplaza de la categoría reina en Abu Dabi. Será la segunda vez que veremos al regiomontano frente al volante de un F1, recordando aquella prueba que realizó para Red Bull que formó parte de su evaluación para unirse al programa de jóvenes pilotos.