27 años sin la leyenda Ayrton Senna

El día 1 del mes de Mayo se celebra el Día Internacional de los Trabajadores pero para los fans de la F1, es un día fatídico ya que el 1 de mayo de 1994 en Imola, en una carrera que no debió haberse corrido, se conmemora el aniversario del fallecimiento del ex tricampeón mundial, Ayrton Senna que es considerado como uno de los mejores pilotos de la historia de la máxima categoría del automovilismo. En la tercera fecha de aquella temporada, Senna logró la pole position en el Autódromo Enzo y Dino Ferrari, como había ocurrido en las primeras dos citas de 1994, aunque los resultados no lo habían acompañado.

Ayrton Senna

La Fórmula 1 estaba de luto por el fallecimiento de Roland Ratzenberger, que había sufrido un terrible accidente un día antes en la sesión de clasificación. De hecho y por aquel entonces, muchas eran las voces que pedían que la carrera no se disputara empezando por el propio Ayrton Senna, que tenía la pole pero algo le decía que era mejor no correr. Pues bien, aquel mediodía del 1 de mayo, el Williams del piloto nacdio en Brasil lideró la carrera durante seis vueltas, pero al llegar a la trágica y célebre curva de Tamburello, el monoplaza se despistó, tras una rotura en la barra de suspensión, e impactó de frente contra un pared a más de 200 kilómetros por hora, cobrándose la vida de Ayrton Senna Da Silva.

El piloto brasileño compitió en Fórmula 1 para los equipos Toleman, Lotus, McLaren y Williams, entre 1984 y 1994 ganando el campeonato mundial en 1988, 1990 y 1991, siendo subcampeón en 1989 y 1993, tercero en 1987 y cuarto en 1985, 1986 y 1992 acumulando en total 41 victorias (seis de ellas en el Gran Premio de Mónaco, siendo un récord), 80 podios y 65 pole positions, con una efectividad del 40%. Era reconocido principalmente por su conducción veloz, técnica superlativa y a veces agresiva. Mantuvo una rivalidad intensa con el piloto francés Alain Prost durante gran parte de su carrera deportivo, incluyendo los dos años como compañeros en McLaren. Para muchos, la rivalidad Senna-Prost fue la más fuerte en toda la historia de la categoría.

Sólo hay una palabra para describir el estilo de Ayrton: Rápido. Él llevaba el coche más allá de los límites para los que había sido diseñado. Frenaba más tarde, volaba por las curvas y, de alguna manera, podía hacer bailar a su monoplaza para mantenerlo siempre dentro del límite de adherencia. Ni con todo totalmente controlado, demasiado lento, ni con todo fuera de control, demasiado caótico. Siempre bailando en una fina cuerda, entre estar en el asfalto o en la tierra, habitando ese balance con un talento propio de su dedicación, siempre buscando superarse.

"Es un sentimiento único, como una droga. Es algo tan fuerte y tan intenso, que una vez que lo experimentas lo buscas una y otra vez", había declarado Senna después de su primera victoria con Lotus, casualmente, en Portugal, donde se correrá este fin de semana. "Pura carrera", como definió Ayrton durante su época en el karting.

Ayrton Senna

Suscríbase a
Notificarle
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios