Antonio Félix Da Costa no levanta cabeza: "Las cosas no salen como queremos"

Antonio Félix da Costa, campeón reinante de la Fórmula E, volvió a tener una carrera difícil y no sumó puntos este domingo, pero aún no pierde las esperanzas y se ilusiona con ser protagonista en Mónaco dentro de dos semanas. El piloto portugués fue el gran dominador de la pasada temporada de la Fórmula E en su camino al campeonato con el equipo DS Techeetah, pero el certamen actual no para de traerle dolores de cabeza. Da Costa llegó a Valencia con apenas un tercer puesto como mejor resultado en las cuatro primeras carreras de la temporada y el sábado fue el gran protagonista, liderando desde la pole position solo para quedarse sin energía sobre el final, quedándose con las manos vacías.

Antonio Félix da Costa

El domingo comenzó desde la 12° posición y llegó 22°, perdiendo cualquier posibilidad de sumar puntos tras tener que cumplir una penalización por un problema con la activación del Modo Ataque. “Al final este fin de semana otra vez las cosas no salieron como queremos y no es un problema de velocidad, estamos muy rápidos. Logramos la pole, liderando toda la carrera y en la cita del domingo también hemos remontado bien”, comenzó Da Costa su análisis. Sin embargo el campeón promete seguir luchando para recuperarse en medio de una temporada muy difícil.

“Seguiremos dando todo y con un gran equipo y el gran coche que tenemos es una cuestión de tiempo, pero claro que es difícil y frustrante en la cabeza pero así es la vida. Seguimos motivados, queda mucho campeonato por delante. Creo que Mónaco será la mitad y por eso hay que mantenerse animado y continuar”. Preguntado cuánto lo motiva la próxima cita en Montecarlo, Da Costa respondió lo siguiente:

“Muchísimo y creo que estamos en una muy buena posición después de una carrera mala en España, que vamos a caer al Grupo 3 de clasificación, una muy buena posición para tener un gran Mónaco. A trabajar muchísimo para tener la certeza de que vamos a ejecutar el día perfectamente, casi como el de ayer, y garantizarnos de estar ahí para pelear”.