De Roma a Valencia, un gran cambio para los pilotos y equipos de la Fórmula E

La Fórmula E se presenta este fin de semana en Valencia, un escenario completamente diferente al circuito urbano de Roma donde compitió el campeonato hace dos semanas. Los pilotos explican las diferencias. Hace solamente 15 días los pilotos de la Fórmula E debieron afrontar un gran desafío en Roma, solo para tener que adaptarse ahora a una pista que no tiene punto de comparación con la de la capital italiana. Básicamente en Roma se corrió en un circuito 100% con el ADN clásico de la categoría al estar ubicado en plena ciudad, mientras que el de Valencia es un circuito permanente, lo cual no es lo que suele utilizarse en el campeonato de monoplazas 100% eléctricos.

Valencia Formula E

“Es más fácil decir cuáles son las cosas iguales, que son menos, la lista de cosas iguales es más pequeña. Cambia todo. Aquí es un circuito, y de hecho súper plano, para motos, con bordillos planos también. Están los muros, pero sigue siendo un circuito, y Roma es todo lo opuesto. Un circuito de calle, estrecho, con muros en todos los sitios, no hay una curva donde no haya muros, entonces es lo más distinto que puede llegar a ser”, comentó el brasileño Sergio Sette Camara, piloto del equipo Dragon Penske Autosport.

Stoffel Vandoorne, quien viene de vencer en la segunda carrera de Roma junto a Mercedes, advierte que Valencia será un gran desafío para los pilotos y equipos en cuanto al manejo de la energía, lo cual predice que generará mucha acción sobre el final de cada una de las dos carreras de este fin de semana. “El circuito aquí en Valencia es muy, muy diferente a lo que tuvimos en Roma”, dijo Vandoorne. “Hemos probado aquí en la pretemporada así que no es completamente desconocido para todos pero pienso que las carreras serán interesantes aquí”.

“Es uno de los circuitos más difíciles en cuanto a la energía, por lo que la gestión será un desafío para todos, creo que todos estarán muy ajustados intentando optimizar sus estrategias de energía y pienso que las últimas vueltas de la carrera serán muy entretenidas. Vamos a ver muchos adelantamientos porque es una pista ancha, es fácil adelantar y cualquier ventaja en la energía al final de la carrera será una gran diferencia”, finalizó el piloto belga. Para Lucas di Grassi, la diferencia este fin de semana la marcarán más los coches que los pilotos, a diferencia de lo sucedido en Roma.

“Esta pista aquí es totalmente distinta. No es que me guste más o menos, pero es una pista que no es tan difícil, a los pilotos los nivela para abajo”, dijo el brasileño. “Roma es obviamente una de las pistas más difíciles, quizás la más difícil del campeonato. Así que es otro tipo de enfoque, aquí el coche marca más la diferencia, la eficiencia del coche en la carrera marcará más la diferencia que el piloto. En Roma, quizás el piloto marque más la diferencia que el coche”. El líder del campeonato, Sam Bird, destaca lo importante de poder competir y realizar carreras en el contexto mundial actual, pero advierte que Valencia normalmente no estaría en el calendario de la Fórmula E.

“Normalmente nunca vendríamos aquí a Valencia para mostrar la movilidad eléctrica en una pista que está lejos del centro de una ciudad. El punto de la Fórmula E es llevar las carreras al corazón de las ciudades”, comentó el piloto de Jaguar. “En este momento en algunos lugares eso es muy difícil, así que estamos aquí, la FIA ha hecho un buen trabajo en crear un circuito diferente para que corramos, ciertamente tiene nuevos desafíos, curvas diferentes y estoy ansioso”.

Nico Muller (CHE), Dragon Penske Autosport, Penske EV-4, and the rest of the teams leave the pit lanes at the start of the session