Toto Wolff habla sobre las quejas de Aston Martin mientras Collin Kolles le dedica unas "bonitas" palabras

Este año, los coches de F1 tienen menor carga aerodinámica por decisión de la FIA. Estos ajustes aerodinámicos perjudican porque dan menor velocidad en el paso por curva. El director del equipo Aston Martin, Otmar Szafnauer dijo el viernes pasado que quería hablar con la FIA sobre la justificación de los cambio, sugiriendo unos ajustes "más equitativos" entre equipos de alto y bajo rake (ángulo del fondo plano del coche respecto al asfalto), pero no ha sido el único que ha opinado. En unas declaraciones a la web motorsport.com, Toto Wolff ha comentado lo siguiente:

Toto Wolff

"Entiendo el tema, por la forma en que las reglas han caído el año pasado, uno siempre puede cuestionar cuál fue la motivación. Creo que siempre hay ciertamente el derecho de revisar y mirar las cosas y discutirlas con la FIA, para averiguar lo que realmente ha sucedido, y cómo han sucedido las cosas, por eso respeto la consulta de Aston Martin sobre todo el asunto. Tal vez las cosas fueron dirigidas a nosotros, y son daños colaterales. Así que sí. No pasa nada".

Atacado por Collin Kolles

El exjefe de equipo en distintas escuderías de F1 ha dejado tres frases para atacar al director de equipo de Mercedes. La más fuerte de todas ha sido lo siguiente: "Le llaman el perrito faldero del señor Stroll. Esa es una frase de Bernie Ecclestone". También ha lanzado una frase tal vez para que Vettel se dé por aludido: "Creo que la combinación Stroll-Wolff es muy peligrosa para Sebastian Vettel. Intervienen muchos factores en segundo plano". Por otro lado, Kolles también ha opinado sobre como fue el nacimiento de Mercedes, además de dar su punto de vista sobre la relación que ha tenido en el pasado con Toto Wolff.

"Las estructuras del actual Mercedes las introdujo Ross Brawn. El equipo es como un gran barco de vapor. Si reemplazas al capitán, el barco sigue adelante. La construcción la lideró Ross Brawn. Nuestra amistad fracasó porque ciertas personas inventan cosas y luego no se acuerdan. Ese fue el gran problema. El señor Wolff era socio comercial mío y yo lo traje a la Fórmula 1, aunque mucha gente no quiera saberlo"