La Fórmula E logra correr pese a las "circunstancias extremas" que propone el COVID-19

Alberto Longo, co-fundador y CEO de la Fórmula E, destacó el protocolo que desarrolló la categoría para ir a centros de ciudades a pesar de la pandemia y que ha sido implementado en Chile y otros países para diferentes eventos. Organizar una competencia de la Fórmula E ha sido un reto mayúsculo desde los inicios ya que el campeonato tiene la particularidad de competir en centros urbanos de algunas de las ciudades más importantes del mundo, y la situación del coronavirus ha llevado a otro nivel las dificultades que esto significa.

Alberto Longo

Sin embargo, gracias al estricto protocolo que ideó la Fórmula E para presentarse en agosto del año pasado con seis carreras en nueve días en Berlín y que luego implementó en Valencia para las pruebas de pretemporada, en Ad Diriyah en febrero pasado para abrir la 7ª temporada y en Roma, el campeonato de monoplazas 100% eléctricos puede seguir adelante casi con normalidad. “Roma es una ciudad que siempre está en nuestro calendario, siempre se muestran absolutamente orgullosos de tenernos aquí en esta ciudad, estamos corriendo en unas circunstancias absolutamente extremas”.

“Extremas obviamente por la epidemia, el COVID ha pegado muy fuerte en Italia, pero la verdad es que todas las autoridades han mostrado su plena confianza en nuestro sistema de protección contra el COVID”. Longo reveló la bajísima tasa de positividad que registra la categoría a través de los estrictos controles que realiza en sus eventos. “Hasta la fecha en los distintos sitios donde hemos estado, tanto en Berlín, en la temporada pasada, como en Valencia, en el test de pretemporada, luego en Riad, y ahora aquí, hemos llevado más de 27.000 test, con una incidencia de menos del 0,0001% de casos positivos”.

“En este caso son tres, cuatro, cinco casos positivos los que hemos tenido, que se les ha hecho un seguimiento absoluto, prácticamente sin síntomas de ningún tipo, entraron en pleno aislamiento y definitivamente esto demuestra que nuestra burbuja funciona, que nuestro sistema anti COVID es perfecto, y lo que es todavía más importante, nos venimos a una ciudad como Roma hoy, y uno tiene más posibilidades de agarrar el COVID en un supermercado, o en una farmacia, que en el evento de la Fórmula E”, valoró.

El directivo español agregó que diferentes países, entre ellos Chile, han adoptado el protocolo de la Fórmula E para la organización de eventos. “Su secretario de deporte nos comentó otro día que gracias al protocolo de Fórmula E, ellos lo han utilizado para realizar otros eventos internacionales en Chile”, indicó. “Y no solo en Chile, pero en muchos otros países del mundo están utilizando ya nuestro sistema para hacer eventos de la forma más segura posible”. Tras la cita en Roma, la Fórmula E tiene previsto correr en dos semanas en Valencia antes de presentarse en mayo en Mónaco y Marrakech e ir a Santiago de Chile el 5 y 6 de junio.

“El calendario al día de hoy, la verdad es que obviamente tenemos todos los desafíos que tienen todos los eventos internacionales, estamos viendo exactamente cómo podemos acabar las carreras, pero lo que sí nos comprometemos, nos comprometimos en su día, y estamos bastante seguros de que vamos a poder seguir haciendo esas quince carreras que inicialmente anunciamos”, dijo Longo al respecto. “Sí es verdad que ante la posible cancelación, o retraso de alguna de ellas, lo que sí estamos utilizando cada vez más es esta figura de la carrera doble durante el mismo fin de semana”.

Valencia FE

“La verdad es que tiene todo el sentido del mundo, estratégicamente hablando, que una vez que montamos todo esto que estáis viendo por aquí, en vez de hacer una carrera, hagamos dos, y así, por si acaso, si carreras en el futuro tienen que ser canceladas o retrasadas, pues ya van quedando carreras una detrás de otra”, finalizó.