Día tranquilo para Pirelli en una carrera poco estresante para los neumáticos

La lluvia caída sobre el circuito de Imola provocó que los neumáticos no fueran la preocupación de nadie durante todo el día. Los pilotos salieron a correr con el neumático intermedio en su mayoría y después, cuando la pista se secó, pasaron al medio. Tras la bandera roja, solo unos pocos se atrevieron a poner el neumático blando, como Lando Norris, que funcionó bien si un desgaste excesivo.

Pirelli

Mario Isola hizo al final de la carrera un resumen sobre cómo ha ido el día desde el punto de vista de los neumáticos: "Tuvimos una bandera roja que dividió la carrera en dos partes distintas tras un incidente que subrayó la dificultad de Imola, que se complicó aún más por el clima incierto y frío. Al no haber rodado previamente con los neumáticos intermedios y de lluvia durante el fin de semana, los equipos tuvieron que resolver las dudas sobre la marcha. Pero surgió una clara línea de seco, con Verstappen y Red Bull sincronizando perfectamente su parada para adelantarse a Lewis Hamilton en los boxes".

"Una vez que la carrera se reinició tras la bandera roja, la mayoría de los pilotos utilizaron los neumáticos medios, que proporcionaron un buen equilibrio entre rendimiento y durabilidad. Sin embargo, varios de los pilotos de cabeza (incluido Norris en el podio) cambiaron a los blandos para la reanudación, que también funcionaron bien en la recta final de una carrera memorable, en la que tuvimos el honor de ser patrocinadores del título del GP", dijo el italiano para concluir.