Red Bull evalúa mejorar la suspensión trasera para potenciar el RB16B

La escudería Red Bull demostró un buen desempeño durante los test de pretemporada, y lograron obtener la pole del Gran Premio de Baréin de la mano de Max Verstappen, pero durante la carrera, el piloto holandés tuvo que prácticamente cederle la victoria a Lewis Hamilton y Sergio Pérez tuvo que conformarse con el quinto puesto debido a problemas durante la vuelta de calentamiento. A pesar de reflejar un mejor rendimiento que Mercedes, la escudería austriaca está consiente que aún así no será algo fácil vencer a la marca alemana.

Red Bull

Por el momento circula un rumor en el paddock, el cual apunta a qué el nuevo monoplaza de Red Bull llegará a Imola con una nueva suspensión, la cual será capaz de simular el comportamiento del sistema de dirección de ruedas traseras, con el objetivo de mejorar la conducción y la estabilidad en las curvas de alta velocidad. Pero dicha mejora no es algo fácil de aplicar, ya que debido a las nuevas normativas, la dirección de las ruedas traseras está prohibida, por ello, se necesitará una gran intervención de algunos otros elementos, como la flexibilidad de elementos, ajustes electrónicos del diferencial y el motor.

Aunque Mercedes lo sabe bien, ya que fueron los primeros en desarrollar dicha solución. Pero debido a los nuevos Pirelli para esta temporada, dicho concepto será complicado de aplicar y para ello llevará algo de tiempo. La idea no ha salido en particular de la mente de los de Newey, sino de una estructura alemana quienes habrían ofrecido a Red Bull la oportunidad de evaluar dicho proyecto, el cual se vería favorecido gracias al diseño tan particular de la suspensión trasera del RB16B.