La espinita clavada de Mercedes: no darle una victoria a Michael Schumacher

Si tuviésemos que definir a la escudería Mercedes con una palabra, esta sería invencible. El equipo alemán ha dominado con mano de hierro la era híbrida, con 7 títulos de constructores y 7 títulos de pilotos. Sin embargo, los alemanes tiene una espinita clavada que no van a poder borrar, y es la de conseguir una victoria con el mejor piloto alemán de todos los tiempos: Michael Schumacher.

Michael Schumacher
Michael Schumacher

El piloto alemán, no obstante, consiguió su último podio en la Fórmula 1 con Mercedes. En una de las mejores carreras de Fernando Alonso en su carrera, el asturiano compartió podio con Kimi Räikkönen y Michael Schumacher, en uno de los podios con más talento que se han visto nunca en la Fórmula 1. Pero para Mercedes esto no fue suficiente.

Todavía quedan trabajadores en Mercedes de aquella época, como Andrew Shovlin o James Vowles. Volwes, el jefe de estrategia de la escudería, ha hablado en el podcast Beyond The Grid sobre la etapa del Kaiser en la escudería.

En concreto, el británico ha hablado sobre la pole que consiguió Schumacher en el Gran Premio de Mónaco 2012 pero que perdió por una penalización: "Estaba tocando el cielo con la punta de los dedos y creo que fue una de las mejores vueltas que él probablemente haya hecho en su vida, pero estaba realmente desconsolado porque es un tipo que todos queríamos que ganara una carrera porque se lo merecía, sinceramente. Se esforzó mucho en el equipo y puso gran parte de su vida en él".

Vowles afirma que hoy en día todavía le duele que Michael no ganara: "Lo senti por él y lo sigo sintiendo ahora. No consiguió todos los resultados que merecía dado todo lo que hizo por el equipo".

También habló sobre las dificultades del piloto por su edad: "Tenía dificultades en cuanto a cómo podía conducir el coche en comparación con Nico, pero era muy consciente de eso y hacía lo que podía para remediarlo. Pero había áreas que eran parte de la edad, en las que no podía hacer nada. Creo que él también sabía que ese era su momento. Ojalá hubiera ganado una carreras porque un año más hubiera sido fantástico para él".

Ron Meadows también estuvo en Mercedes en aquella época. El director deportivo de la escudería alemana habló sobre la calidad de Schumacher: "Estaba a un nivel diferente al resto de pilotos con los que habíamos trabajado en ese momento".

"Todos queríamos que ganase. No sucedió. Unos años después no podíamos parar de ganar y él se merece algo de eso. Gran parte de la razón por la que estamos ganando hoy se debe a él, porque nos hizo mejores", ha añadido Meadows.

Michael Schumacher