Valtteri Bottas y Mercedes fueron los primeros elegidos para la inspección sorpresa de la FIA en Baréin

Al término del Gran Premio de Baréin, se llevó a cabo la primera inspección exhaustiva de la temporada 2021. Dicha inspección se aprobó para llevarse a cabo está temporada con el objetivo de descartar alguna irregularidad que anteriormente podían pasar desapercibidas. Y está se realizó en el Mercedes de Valtteri Bottas. El coche del piloto finlandés fue seleccionado porque fue uno de los que terminó la carrera y se posicionó entre los primeros diez al final del gran premio. Durante la inspección se procedió a desmontar todos los componentes internos de las suspensiones delantera y trasera.

Mercedes

Se analizaron los sensores conectados, sus conexiones con el chasis, la centralita y otros componentes. Después de la revisión se comprobó que todos los componentes que se inspeccionaron cumplieran con el reglamento técnico de la Fórmula 1, por lo que al final de los controles se procedió a validar el resultado obtenido en la carrera. Hay que aclarar que los controles después de la carrera sobre temas técnicos los pueden decidir de último momento los comisarios y sirven para mantener bajo observación posibles ideas controvertidas de los equipos.

Y en caso de que surja alguna sospecha de ilegalidad en el coche, los hombres comandados por Nikolas Tombazis podrán sellar la o las piezas que estaba en el auto y conservarla para que se le puedan realizar nuevos análisis.